No tengo tele

Es algo que cada vez más gente dice a viva voz. Algunos para hacerse los superados onda “mirá, soy mejor que vos, no consumo basura televisiva”, otros porque no les hace falta (en realidad, creo que a nadie lo necesita) y el resto tendrá sus razones.

Yo sí tengo, dos, uno en el living y otro en la habitación de los changos. El del living es el comunitario, donde vemos películas y series y en el que los chicos juegan con la play, el otro es de uso exclusivo de los niños para ver dibujos animados y sus programas favoritos.

Hace unos días vi una nota que decía que la TV pierde cada vez más terreno frente a Internet, y había una tabla con la cantidad de horas diarias que una persona usa una cosa u otra. Yo estoy totalmente de acuerdo, aunque también me parece que el uso excesivo de Internet puede ser tan jodido como el de la televisión.

Actualmente el límite entre una y otra es bastante difuso, teniendo en cuenta que podemos utilizar la computadora para ver tv (en vivo, series, películas) y la TV para navegar por internet, enviar y recibir mails, conectarnos a redes sociales, etc. Y ni hablar de los servicios como Netflix, que te unen las dos cosas.

Como sea, pasamos de una época en la que tener TV era un símbolo de status social a otra donde el que no tiene es el más pulenta.

Link: xkcd.

No tengo TV

Compartir este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *