Descubriendo París

otono-tour

La amiga Thelma, argentina que reside en una de las ciudades más hermosas del mundo, me pidió que le comente sobre mi viaje de hace unos días en París para su blog, titulado precisamente, “Descubriendo París”.

Y qué mejor forma de justificar el costo del hosting y dominio, y de paso volver a escribir un poquito, que hablando sobre una experiencia única y que me voló la peluca. Así que acá estamos, cumpliendo con lo solicitado y con ganas de despacharme con miles de palabras sobre una ciudad que me dejó como loco, con ganas de volver y quedarme para siempre.

Pueden leer mis impresiones sobre París aquí.

Gracias Thelma por la invitación, fue un honor.

Seguimos vivos

Hola, se acuerdan de mi? Regresé, y en forma de fichas.

Primero que nada, les pido disculpas por la ausencia prolongada y sin avisar, pero la verdad es que estuve pensando un rato largo sobre el futuro de este sitio antes de decidirme.

Lo cierto es que el dominio se vence en un par de semanas y también el hosting, pero como mi ritmo (y ganas) de posteo no son los de antes, no quería apresurarme antes de renovarlos o darles de baja. Fue algo que medité, consulté con algunos amigos y me decidí por continuar con esto, al menos un año más.

Llevo tanto tiempo aquí que me cuesta desprenderme del todo, aunque tenga momentos de abandono total y otros de dedicación compulsiva, como en muchas de mis inquietudes, que más de una vez les debo haber comentado por acá (padel, fotografía, running, lectura, etc.). Es muy cíclico, como todo en la vida.

En fin, sólo venía a comunicarles que este blog va a seguir abierto, aunque pasen varios días sin actualizaciones, porque aquí está un enorme documento de gran parte de mi vida durante los últimos ocho años…bah, los ocho se van a cumplir el 17 de julio, espero vuestros saludos 😀

 

Vendo el Volvo

Hace unos años apareció un original video de un pibe que vendía su Duna, modelo bastante viejo, que utilizaba un tema de Shakira.

Según se cuenta, la viralidad del video hizo que el auto se venda muy rápidamente, convirtiendo a su estrategia marketinera en un clásico de los memes locales.

El otro día encontré alguien que también quiere vender su vehículo viejo, muy bien conservado por cierto, y lo publicita en Youtube, aunque no le dio el carácter cómico del muchacho argentino.

Mi primera media maratón

Así es, ayer, luego de un año de salir a correr por primera vez y con un par de meses de entrenamiento, completé mi primer carrera de 21K, en el marco de los festejos por el aniversario de la fundación de la ciudad de La Rioja.

A diferencia de otros eventos, en esta oportunidad no se trataba de una carrera popular sino del Campeonato Argentino de Media Maratón, aunque hubo mucho público y corredores amateurs, especialmente en la distancia de 7 kilómetros.

Inicialmente, iba a participar en los 7K, que es una distancia cómoda para mi, pero nos decidimos por los 21K con un par de amigos. Uno de ellos es quién me está ayudando con los entrenamientos, y me dijo que si hacía los 21K, me lo tome como si fuese el fondo del domingo, que lo haga tranquilo, utilizando la carrera, con el entorno y todo lo que esto motiva, para completar la distancia, sin pensar demasiado en el ritmo. Así lo hice, o al menos lo intenté.

21k-rioja

Desde el principio de la carrera me mantuve tranquilo, corriendo a un ritmo constante, algunos segundos por debajo de mi ritmo de 10K, obvio que me fui al fondo del pelotón mientras veía pasar algunos competidores -no elite- que parecían velocistas, sabiendo que en algunos minutos volvería a encontrármelos. Tal cual. En los primeros tres o cuatro kilómetros pasé a varios competidores, algunos caminaban, otros estaban parados con las manos en la cintura, y algunos llevaban un ritmo más lento pero no se detuvieron.

¿Por qué cuento esto? Porque mis objetivos para esta primera experiencia eran dos:

  • Completar la distancia.
  • No quedar último.

Pude cumplir con ambos, apenas con el segundo, ya que muchos de los que quedaron detrás mío en esos primeros kilómetros, sólo corrían 7K y se detuvieron en la línea de meta al completar la primera vuelta, dejando en el circuito a los elite, corredores federados y algún que otro recreativo.

Afortunadamente, todos los que corrimos los 21 kilómetros pudimos completar la prueba, no supe de nadie que haya abandonado, aunque me comentaron que un competidor dejó la carrera sobre el principio de la misma.

El ganador de la prueba fue el riojano Gustavo Frencia (1 hora 6 minutos 45 segundos) , que dejó al segundo muy atrás, algo así como 3 minutos de diferencia, y además me pasó dos veces en tres vueltas, sacándome como 12 kilómetros sobre 21 🙂

Estoy muy contento, tanto por haber podido completar la carrera como por la forma en que lo hice, tranquilo, con un ritmo cómodo y superando en más de 10 minutos mi tiempo estimado.

Ahora a recobrar energías y ponerme a punto, porque llego justito con la recuperación, para los 21K de Nike en Buenos Aires, competencia que originalmente iba a ser mi debut en media maratón.

Muchísimas gracias a todos lo que me hicieron el aguante.

Llegué!

Libros que predijeron el futuro

No es novedad que soy un apasionado de la ciencia ficción y géneros relacionados. Creo que desde siempre, pero recién tuve la oportunidad de despuntar el vicio cuando iba a la universidad, mechando los libros de estudio con literatura fantástica.

Así fue que conocí a los grandes del género y descubrí porqué eran, precisamente eso, grandes, referentes e infaltables en cualquier biblioteca.

Gracias a Internet pude conseguir muchos títulos que acá eran (lo siguen siendo) imposibles de encontrar, compraba todo online o algún amigo de otra ciudad o país me enviaba algún libro que le encargaba. Aproveché cada viaje para visitar las librerías de las ciudades grandes (Córdoba y Buenos Aires, Rosario la conocí ya de viejo) en busca de aquella obra que me estaba dando vueltas en la cabeza, o esa que me recomendaron, o para completar alguna saga.

Actualmente tengo muchos libros exclusivamente de ciencia ficción, fantasía y terror, no sé cuantos pero la última vez que conté eran como 600, sin contar los digitales.

Algunos todavía los tengo esperando turno para ser leídos, porque siempre compré a un ritmo superior al de lectura por temor a no poder conseguir nuevamente ese libro que tenía al frente, además, llegó el Kindle y con él muchos libros juntos para leer en cualquier parte.

Por eso, al ver la imagen que compartió Laura en Facebook, no podía dejarla pasar y observar, con cierto orgullo, que muchos de esos títulos están en mi biblioteca y tuve la oportunidad de leerlos.

Mucha gente considera que la ciencia ficción es literatura de anticipación, aunque no es ese su fin, solo que, en algunos casos, al utilizar situaciones, hechos y elementos científicos reales o teóricos, y extrapolarlos, en algunas ocasiones el autor puede imaginar algo que hoy no existe pero más adelante puede que sí, en caso de transitar por cierto camino.

De hecho, hay muchas visiones futuristas que no se han acercado para nada a la realidad, imaginadas por genios de la ciencia ficción, pero no por eso dejan de ser entretenidas y cumplen su rol.

Pero veamos algunos casos donde el escritor ha dado en blanco:

Visto en PrinterInks.

Predicciones

Links de lunes

Lindo lunes, gris y lluvioso como a mi me gusta, aunque lo disfrutaría más si no tuviese que estar trabajando.

Es que los días así, son, o mejor dicho, eran escasos en La Rioja y a uno le gustaría poder disfrutarlos leyendo, tomando un café, corriendo o bien, durmiendo un ratito más.

No importa, ya se acerca el fin de semana (?)

  • Muy buenos trucos fotográficos para lograr efectos y resultados interesantes, todo por dos mangos.

Posts recomendados: