Links de lunes

PatonejoAyer fue el día de la madre y como buen hijo, aproveché para pasarla con mi vieja, aunque ello signifique perderme la carrera de Top Race (que de todos modos no me interesaba demasiado). Hacía rato que no la pasábamos tan bien, creo que desde una navidad o año nuevo que decidimos no ir a casa de ningún pariente y cenar los dos solos en casa (mi ex-casa ahora).

Y antes que pregunten, les cuento que Inés, la otra madre de mi vida también la pasó muy bien en compañía de sus niños y su mamá, como corresponde.

Espero que todos hayan pasado un buen momento con sus madres (o su recuerdo) y quienes lo sean, con sus hijos.

Pero hoy ya es lunes y sabemos lo que eso significa.

Posts recomendados:

  • Química divertida, by DrGen, ganador del Oblogo Blogo de oro al mejor blog temático 😀

Feliz día argentos!

Hoy es aniversario de aquel 9 de julio de 1816, día en que se declaró finalmente la independencia argentina luego del primer gobierno patrio surgido seis años antes.

Es a mi parecer LA FECHA en que debe celebrarse el nacimiento de la nación como tal, el momento en que nos pusimos los pantalones largos y nos fuimos a vivir solos, con todo lo que ello implica.

De nuevo, feliz día compatriotas.

Abajo el doodle de hoy, con un pequeño fail, salvo que sigan haciendo referencia a los 200 años del 25 de mayo.

Doodle de 9 de julio

Argentina eliminada en cuartos, otra vez Alemania

Perdimos. Estamos fuera del mundial.

Nuevamente en cuartos y con Alemania de verdugo.

Pero no es tan grave, o sí, depende como se lo mire.

Me parece que no fue tan grave porque Argentina hizo un muy buen mundial, uno de los mejores desde Italia 90, con un equipo excelente (aunque el de mayor potencial para mi gusto era el de USA 94) y un estilo de juego que enamoraba e ilusionaba.

Perdimos contra una selección más armada, mejor organizada en su juego y que nos pasó por arriba. Por eso no es tan grave, nos ganaron bien, fueron mejores y se notó.

Para mi gusto futbolístico, es preferible que te ganen siendo superiores antes que perder por cancherear el y quedarse afuera siendo mejores que el rival, como pasó ayer, porque siendo sinceros, Holanda no es más que Brasil, al menos en cuanto a nombres. Pero los naranjas hicieron bien una cosa, aprovecharon sus oportunidades sabiendo dónde estaban y contra quién se enfrentaban, estaban muy concientes de que si no lograban hacer diferencia durante el momento de duda brasileño, se comían un baile terrible. Brasil pecó por agrande, en el primer tiempo tenían todo para liquidar el partido y pasar cómodos a semifinales, pero no lo hizo y después se desesperó y tuvo que pelearla contra sus propios fantasmas.

Lo de hoy fue mucho más parejo de lo que indica el marcador, aunque el 4-0 en contra es inapelable, lo cierto es que Argentina dominó el partido desde la mitad del primer tiempo hasta pasados los veinte minutos del segundo. Durante ese lapso, nuestro equipo manejó la pelota, tuvo muchas oportunidades (no muy claras es verdad) y parecía que el empate estaba a punto de llegar. Hasta que llegó el segundo gol.

Fue el segundo tanto alemán lo que nos dejó en bolas, desnudó las múltiples falencias defensivas que antes más o menos se disimulaban, pero que ahora no hubo modo de corregir contra un rival que para la contra es intratable.

A partir de ese momento se dio lo que ya habíamos visto en octavos contra Inglaterra. Estoy de acuerdo con Maradona en que nos comimos la mentira del 4-1, porque Inglaterra no fue tan inferior a Alemania durante el partido, y Argentina tampoco.

Nos dormimos en el primer tiro libre del partido y arrancamos con el marcador en contra desde el vestuario, después no tuvimos oficio para empatarlo cuando teníamos el partido dominado. Ahí la cosa hubiese sido muy diferente, tal vez perdíamos igual porque Alemania es más equipo que Argentina de eso no hay dudas, pero la imagen hubiese sido diferente.

Al final, hay cosas que me gustaron mucho, por ejemplo que todos sabíamos a qué jugaba nuestra selección, nos guste o no, el mundo futbolístico estaba al tanto de la vocación de ataque de la selección Argentina.

Eso te deja desbalanceado, ok, pero es un estilo y una identidad, algo que nos faltaba en otras oportunidades. Con Bielsa había un estilo, pero yo no lo entendía ni lo compartía, es más, creo que los jugadores tampoco se identificaron demasiado, basta con ver el resultado del mundial 2002. En el 2006 no teníamos tanto material y se hizo un buen papel, creo que a muchos sorprendió lo que se logró, aunque la eliminación fue muy dolorosa porque en esa oportunidad Alemania no era más que nosotros.

Podemos decir que tuvimos mala suerte esta vez, nos tocó el rival más duro. Si me daban a elegir, nunca hubiese optado por Alemania, uno de los candidatos para ganar el mundial (el otro era Brasil) que ahora tiene el camino allanado para un nuevo trofeo, porque no creo que España o Paraguay sean suficiente rival para ellos, y del otro lado vienen Holanda y Uruguay.

Caimos en buena ley, con un rival superior y jugando a lo nuestro, creo que no hay nada de malo en ello.

Una última cosita: creo que Maradona debería seguir, es el mejor motivador que esta selección puede tener y encima demostró que es buen técnico.

El árbitro no se equivoca

He aquí las pruebas definitivas de que los árbitros del mundial no se equivocaron en los partidos de ayer.

Por ejemplo, este slide de abajo (robado de algún sitio) nos aclara todas las dudas sobre el partido de Alemania 4 – Inglaterra 1.

Ahh y la tecnología también nos muestra que Tévez estaba habilitado.

¿Cómo salimos, ganamos o perdimos?

Es notable como los juegos olímpicos se metieron en la vida cotidiana de todos. Desde hace más o menos un mes, el país está lleno de expertos en deportes que uno ni siquiera sabía que existieran, las canchas y polideportivos están repletos de atletas, que portan con orgullo su panza cervecera, subió la venta de banderas y café, y las conversaciones en el trabajo ya no giran alrededor de un caño sinó de una antorcha en las antípodas del cono sur.

Pero todo tiene un final (afortunadamente).

Se acabaron los JJOO y la cosa va regresando a su estado natural: el campo sigue en su lucha, la TV hace el recuento de medallas, con programas especiales sobre lo que quedó del evento deportivo, Bonadeo vuelve a 25 y deja de sanatearla en las disciplinas que desconoce (previo cobro de su aguinaldo), las tetas y los culos vuelven a ser lo más importante, y en la calle la gente perdió el espíritu nacionalista que mostraba hasta el domingo.

Parece que, después de todo, la nube de pedos generada por los JJOO no estaba tan mal, no?