El día I

Hoy es el día I, de iPhone, al menos en Argentina, pero ya no estoy tan entusiasmado por el aparatito como hace un mes atrás, y es por varias razones:

Pero al margen de todo el tema con el iPhone, me puse a pensar para qué querría yo un supergadget con tanta funcionalidad, y siempre caí en la misma: para bloggear boludear.

Tanto la pregunta como su respuesta movieron mi fibra preguntóntica, cuyo interrogante principal paso a trasladarles:

¿Qué gadget te resulta imprescindible, y por qué?

Y tiro alguna idea:

  • Cámara de fotos, porque nunca se sabe cuándo se estará frente a una imagen digna de ser capturada e inmortalizada en internet (especialmente si es un WTF).
  • GPS, para llegar a donde ningún blogger a estado antes (?)
  • Netbook o notebook, para postear desde cualquier punto donde nos agarre la inspiración, siempre y cuando haya wifi, claro.
  • Aerosol de pimienta, para proteger nuestros bien preciados gadgets.
  • Celdas fotovoltáicas, para generar electricidad para las baterías de todos los aparatos. Vale esta campera.

Espero vuestras respuestas.

Otra que Dune

La Rioja no es un centro importante en el mapa del turismo nacional. El clima y la distancia que la separan de las grandes urbes, son determinantes en esto.

Por eso, para semana santa y las vacaciones de invierno la gente que entiende y está a cargo del tema, se pone las pilas para atraer y mimar a los visitantes de otras provincias, y parece que están haciendo algo bien porque cada año son más las personas que elijen pasar unos días en estos pagos.

Es increíble cómo se nota la evolución del turismo en la provincia en comparación de años anteriores. Las calles están llenas de gente, hay promotores de varios comercios, stands de ferias e informes. La verdad que es lindo poder pasear por el centro y ver caras distintas a las de siempre (acá todos nos conocemos), a la vez que uno descubre una nueva manera de observar el sitio donde pasa todo el año.

La temporada “alta” de La Rioja es en invierno, porque durante primavera-verano es imposible vivir fuera de la casa (y adentro también, si no se tiene aire acondicionado).

Como dije recién, La Rioja en invierno es hermosa. Los lapachos están repletos de flores, el clima es perfecto (acá el frío no pega fuerte y no llueve hasta diciembre), los paisajes montañosos son únicos y majestuosos, lo único que me molesta es el viento.

Viento  que a veces llega en ráfagas calientes que te queman la cara, y otras, frescos chifletes que te vuelan la peluca. Encima siempre viene con tierra que se mete en todos los rincones, te deja las manos como lija y los mocos duros. Una mierda flotante y granulada.

Por eso, señor turista, visite La Rioja, pero no venga en agosto, salvo que tenga traje de fremen (sólo nos faltan los gusanos de la especia).

UPDATE: tengan mucho cuidado si van por Laguna Brava.