Links de lunes

Buena semana, queridos!

A meterle pilas que se acerca carnaval, aunque en La Rioja los festejos comenzaron hace rato y van a seguir hasta bien entrados en marzo, porque así somos de jodones.

Ya sé lo que ustedes andan buscando, acá se los dejo:

Posts recomendados:

  • Telegram y -no te apures a creer la promesa de privacidad- (Fabio).

Feliz cumpleaños Gaby!

Los fines de semana, cuando me despierto temprano, suelo ponerme a escuchar música en la computadora, a veces con auriculares, sólo para mi, y otras con los parlantes para ambientar musicalmente el hogar (?). Aunque puedo escuchar casi cualquier cosa, esos días prefiero la música tranquila, no estruendosa ni muy movida, saltando por varios oldies del rock, pop, blues y jazz.

En una de esas oportunidades, estaba escuchando (y viendo) una versión de Stand by me por John Lennon, un tema que me encanta, cuando se acerca Gabriel, mi niño del medio, se sienta al lado y me pregunta qué estaba viendo. Le cuento más o menos quién era ese tipo de anteojos redondos, y apenas termina el video salto a Hey Jude de The Beatles para complementar la clase de historia.

Gaby, que siempre fue muy perceptivo y sensible ante todo lo artístico (de hecho dibuja bastante bien y tiene mejor oido que sus hermanos), se quedó enganchado y estuvo escuchando temas viejos conmigo durante un rato largo, hasta que Inés nos sacó cagando porque había que poner la mesa para el almuerzo.

Hace poco más de una semana, cuando volvimos con Inés de nuestra escapada de fin de semana en Rosario, fuimos a buscar a los niños que estaban en casa de sus abuelos, en el camino a casa Gaby me dijo “Pa, yo te quería regalar un libro de John Lennon cuando estuvo en Nueva York pero estaba cerrado el negocio”. Le pregunté por qué quería comprarme ese libro, que es muy caro, que no gaste su plata; me respondió que quería dármelo como regalo de bienvenida y ahí quedó la charla. El tiene esas cosas, siempre está pensando en el resto de nosotros, vive dando regalos que él mismo hace o se desprende de lo suyo para entregárselo a los demás.

El jueves pasado, al volver del trabajo, Gabriel me fue a recibir y me entregó un paquete envuelto para regalo, al abrirlo encontré el libro “John Lennon los años en Nueva York” de Bob Gruen, que mi mamá había comprado esa mañana y fue a dejarlo por mi casa para que Gaby pudiera regalármelo como quería. Además que es un regalo genial para mi, que mi hijo le haya dejado parte de sus ahorros a la abuela para que compre el libro, es un gesto que me convirtió el corazón en gelatina. Morí de amor en ese instante.

Siempre dije que los mejores regalos para mi son ropa o libros, y este libro en particular está más que acertado: es la crónica de los diez años que pasó John Lennon en NYC relatado por quien fuera su amigo y fotógrafo personal durante ese tiempo. O sea, es una pequeña muestra biográfica muy íntima de uno de los artistas más influyentes del siglo pasado, repleto de fotos de gran calidad, muchas de ellas inéditas, todo contado en primera persona por alguien que estuvo junto a ese monstruo de la música y la cultura popular.

Increíble que, a dos días de su cumpleaños, Gaby haya pensado en regalarme algo a mi, cuando cualquier otro niño de su edad estaría pensando en los regalos que va a recibir en breve en lugar de los que va a entregar. Cuando le repetí la pregunta de unos días antes, me respondió “es que yo sé que a vos te gusta John Lennon y quería que tengas ese libro”.

Estas cosas son las que mejor describen a Capulino, el enano, pollito, flaquito, simpático y enojón de casa.

Te amo Gabucho, feliz cumple!

Gaby