Links de lunes

Un poco tarde, pero sepan comprender que estoy en plena recuperación luego de un fin de semana agotador…ok, eché una siesta y me atrasé.

Pero bueno, luego de la resaca y las salutaciones pertinentes, es hora de regresar a las obligaciones.

Posts recomendados:

Cambios en Analytics

El lunes por la mañana, al revisar los numeritos del blog en mi cuenta de Analytics, me encontré con la grata sorpresa de que estos habían subido considerablemente en sólo un fin de semana. Aunque me resulta llamativo que hasta el domingo por la mañana estaba todo dentro de lo habitual.

Alguien en Twitter comentó que había un bug en un update de Analytics que hacía que las pageviews se contaran por encima de lo real y que, en algunos casos, eso también se reflejaba en los ingresos de Adsense.

Mi emoción se desvaneció cuando me enteré de eso, porque en lugar de recibir más visitas, lo que pasaba era que se estaban contando mal, aunque lo de los anuncios está bueno 🙂

Me fijé de nuevo esta mañana y vi que ayer también hubo un pico extraño de visitas para el tipo de posts publicados y el momento (mediados de semana), consulté en el blog de Analytics y obtuve la respuesta que necesitaba.

Según se lee, el modo de contar las visitas es diferente ahora que antes:

¿Qué cambió?
Antes, las sesiones de Google Analytics terminaban cuando:

  • Más de 30 minutos transcurrían entre dos páginas vistas del visitante.
  • Al final del día.
  • Cuando el visitante cierra el navegador.

Si alguno de estos eventos ocurría, la siguiente página vista del visitante iniciaba una nueva sesión.
En el nuevo modelo, Google Analytics termina la sesión cuando

  • Más de 30 minutos transcurren entre dos páginas vistas del visitante.
  • Al final del día.
  • Cuando alguno de los datos de la fuente de tráfico cambia. Por ejemplo, utm_source, utm_medium, utm_term, utm_content, utm_id, utm_campaign y glcid.

Si cualquier a de estos eventos ocurre, la siguiente página vista del visitante creará una nueva sesión.

Más información en el blog oficial de herramientas de medición de Google.

Algo que contar

Escribir historias no es tan complejo como algunos puedan pensar.

Es simple, como dice Oscar Wilde “No existen mas que dos reglas para escribir: tener algo que contar…y contarlo”, o sea, no parece muy complicado, en principio.

Creo que la parte más difícil de esto es la primera, no es tan sencillo tener algo para contar y que valga la pena leer.

Sin desmerecer a este sitio, confieso que escribir en el blog es más fácil que hacerlo en otro ámbito, al menos para mi. Puede que se deba al entrenamiento de cuatro años seguidos escribiendo boludeces casi a diario, más de mil posts con pocas o muchas palabras (algunos apenas tienen título) le dan a uno algo de estado físico como para seguir el ritmo.

Para que se den una idea, hace una semana que estoy dándole vueltas a un cuento y aún no puedo terminarlo, teniendo en mente todo el relato; encima lo que está escrito no logra convencerme.

Un post lo escribo al vuelo, pienso algo, lo escribo y lo publico, a veces sin leer lo que puse, por eso luego tengo que andar corrigiendo, lo que no me molesta demasiado, pero con un cuento no es tan fácil, una vez que salió así se quedó, no me gusta reescribir, salvo que sea una tarea de taller literario.

Lo complicado es generar historias por cuenta propia, más allá de las anécdotas personales, que resulten los suficientemente atractivas como para que alguien quiera leerlas sin sentirse estafado. El SEO fuera de la web puede ser muy mal visto…en realidad en el ámbito web tampoco se lo aplaude pero se lo acepta como algo válido.

De hecho, si no fuese por algunas trampitas aceptadas (y aceptables), muchos de ustedes no estarían leyendo esto.

 

Se vienen las remeras

Leyendo el post de vacaciones de Nick, pero puntualmente viendo las fotos, específicamente esta, caigo en la cuenta de que las remeras promocionales (?) de este blog han viajado mucho más que el autor del mismo.

Lo de promocionales tiene un “(?)” porque va en joda, aunque hay algo de cierto, por ejemplo en este comentario que le dejaron a Matías, o cuando Fernando me contaba que paseaba por los pasillos de TyC con la remera ganada en el primer concurso que armé acá.

Similar es el caso de Halle, que la usa cada vez que puede, según vi en algunas fotos (creo que quiere que se le gaste y rompa pronto) y eso que le queda algo corta, quién lo manda a medir 1,90, como mi primo, Augusto, que la usa hasta para jugar al padel.

Recuerdo que para el Rosario en Mayo pasado llevé una remera para regalarle a alguien que la quisiera, la idea era sortearla, pero cuando la saqué en la habitación del hostel y se las mostré a Sergio y Agustina ella me dijo “nada de sorteo” y se la quedó. Obviamente no iba a contradecirla, bastante había soportado la pobre chica. Luego vi una foto en Facebook donde la estaba usando y la verdad que le queda mejor a ella que a todos los demás que mencioné 🙂

La cuestión es que las remeras han sido entregadas y fueron a parar a varios puntos, tres en Capital, tres en La Rioja, una en Chaco y una en Santa Fe, de ahí viajaron hasta Perú, Uruguay, Chile, por mencionar los destinos más alejados, y está bueno ver que algo que uno hizo (bah, más o menos) llega a tantos lugares y de la mano de tanta gente.

Por eso quiero regalar más remeras.

Sí, voy a regalar más remeras pero esta vez sin concurso ni nada de autobombo, simplemente se las voy a entregar a los que las pidan, con algunas condiciones:

  1. Quien quiera una remera, solo debe expresarlo aquí, en los comentarios de este post, indicando su talle (S, M, L, XL). Si son más de cinco habrá sorteo.
  2. Los que deseen ganar las remeras, no deberán tener una de antes, ganada o regalada, seamos justos.
  3. Debe ser residente de Argentina, no tengo tanta plata como para enviar al extranjero, salvo que la quiera venir a buscar a casa de alguien que resida en este país.
  4. Aquel que reciba una remera debe sacarse una foto y pasarme la url así lo linkeo acá, puede ser en facebook, flickr, twitpic o en su propio blog. Es más que nada para garantizar la transparencia de la entrega y que todos vean que las entrego y no es puro verso.

No hace falta que pongan un enlace a este blog ni que manden tweets alusivos, no es la idea, es más, yo voy a enlazarlos una vez tengan las remeras y sus fotos.

El sorteo será el fin de semana del 25-27 de febrero, y la entrega durante los primeros días de marzo.

Eso sí, como habrán visto, desde hace un tiempo el logo del blog cambió (no así su favicon), por lo que las remeras pueden tener el nuevo logo o bien seguir como antes, con el pollito en la espalda.

Es decisión de ustedes, voten:

¿Cómo te gustaría la remera?

  • Como sea, siempre y cuando sea gratis. (44%, 7 Votos)
  • Como siempre, el nombre del blog adelante y atrás el pollito con la url. (38%, 6 Votos)
  • Adelante como siempre y atrás el logo nuevo. (13%, 2 Votos)
  • Con el nuevo logo adelante y atrás igual que antes. (6%, 1 Votos)

Total de votos: 16

Loading ... Loading ...

Fogonazos y siete años de asombro en video

Fogonazos, es uno de esos blogs de visita obligada. Está repleto de curiosidades e historias asombrosas. A diferencia de muchos sitios, uno puede pasar ahí un largo rato leyendo posts viejos y seguirá tan entretenido como con los más actuales.

Lo cierto es que Fogonazos estuvo cumpliendo años, siete para ser exactos, y entre los festejos que corresponden al caso, hicieron el video que les dejo a continuación.

Link: Fogonazos, siete años de asombros (2003-2010)

Tiempos de cambios

Como verán, hace unos días cambié el aspecto de blog por lo que se ve actualmente.

No es que la versión anterior haya estado fea ni nada por el estilo sino que ya le tocaba el turno, además quería aprovechar que encontré un tema que me gustó.

La nueva imagen del blog está dada por el tema Delighted Black que posee una paleta muy parecida a la que vengo usando desde hace un tiempo en este sitio, por lo que me venía al pelo, además tiene algunas features que me terminaron de convencer, como los thumbnails en los posts, el footer con los tweets y fotos de flickr, el sidebar con un menú de tabs, la posibilidad de incluir videos de youtube, el diseño amigable con los plics y algunas cositas que no se ven pero hacen al buen funcionamiento del blog.

También habrán notado que hay un logo. No es la gran cosa, pero al menos es una imagen propia que puedo usar para identificar el sitio sin necesidad de escribir la url. El pollito estaba perfecto pero no me pertenece y quiero evitar cualquier tipo de problema por el uso indebido de la imagen, sin embargo todavía está en el favicon, al menos hasta que me decida a cambiarla o alguien me pida que lo haga.

Ahh, y por si esto fuera poco, ya estamos corriendo la versión 3.0 de WordPress, como corresponde.

Espero que los cambios sean de su agrado.

Cómo conseguir comentarios en el blog

Puedo afirmar sin temor a equivocarme que el blog está atravesando el momento de mayor tráfico desde que fue creado hace casi tres años.

Obviamente, a mayor tráfico, menor cantidad de comentarios, es algo que pude observar en los blogs medianitos como este.

Cuando aumentan las visitas, disminuye el trato personalizado, ya que muchos de los visitantes caen de casualidad por algún resultado de búsqueda, leen un poco y se van así sin más. Todo lo contrario a lo que ocurre con los amigos y habitués, que siempre pasan a dejar su huella sin importar tanto si el post les sirve para algo o es una simple distracción de un par de minutos.

Lo que nadie, ni amigos ni visitantes ocasionales, puede dejar pasar es un comentario corrigiendo un typo (lo sé por experiencia propia).

Acá una tira de Shoebox que lo ilustra a la perfección:

Conseguir comentarios