Links de lunes

Primer lunes de octubre, décimo mes del año que se nos va a los pedos.

Mientras la vemos pasar y las fiestas están a la vuelta de la esquina, nos tomemos un descanso para vistar estos enlaces.

Posts recomendados:

Espectacular propuesta de matrimonio

Mi propuesta de matrimonio debe haber sido bastante pedorra, tanto que ni me acuerdo cómo, cuándo ni dónde fue.

Inés, que tiene mejor memoria para estas cosas (para lo único, bah) me lo recuerda cada tanto; pero si me preguntan en este momento, la verdad es que no tengo ni idea.

Igual, acá no es algo taaaan relevante como en otros lados, al menos yo no lo veo así, quizás algún romanticón me putee por esto, pero es cierto. Podés hacer la mejor propuesta del mundo, pero lo realmente importante es lo que viene luego. Por ejemplo, yo prefiero ahorrarme la guita de la fiesta de casorio e irme de luna de miel, cosa que no hicimos porque había intereses familiares en juego y siempre me arrepentí de eso.

Pero basta de hablar de mi y veamos la producción de este pibe, que no se lo puede acusar de falta de romanticismo.

Gracias Leni por el link!

Diez motivos para casarse

Casorio geekMuchos de mis amigos y conocidos se han casado, o están por hacerlo, durante el año en curso.

Supongo que cada uno (o dos) habrá analizado la situación de la pareja, evaluado pros y cons y tomado la decisión convencido de que los primeros superan a los segundos con suficiente margen como para que valga la pena dar el gran paso al vació.

Por ello, y en virtud de los facultades que me otorgan nueve años de matrimonio, más casi diez de novios antes de eso, considero que esta pequeña lista de diez ítems debe ser tenida en cuenta por todos aquellos que estén considerando el casorio y aún no se decidan.

  • Sexo. La luna de miel, con o sin viaje, es la excusa ideal para entrarle a la matraca como rengo a la muleta. Quizás ya lo hayan venido practicando de manera más o menos constante, pero el trámite legal-religioso es el mejor afrodisíaco que conozco. Se van a acordar de mi en ese momento…no, mejor no.
  • Todo compartido. Olvidate de putear cuando tu maquinita de afeitar no tiene filo, usás la de ella, esa de las piernas y axilas y listo. Lo mismo con el champú, no más jabón en polvo que te deja el cabello como alambre, vas a ver que suave y sedoso queda el pelo luego de un Pantenne con keratina, placenta de tortuga. Siempre le uso el champú y acondicionador a mi esposa…porque yo lo valgo (?)
  • Comida casera. Si tienen la suerte que yo tuve, van a empezar a alimentarse como corresponde. Basta de viandas y delivery caros que te dan genéricos con sabor a telgopor. La comida hecha en casa, por tu esposa, es un manjar.
  • Sexo. Nada como elogiarle la mano para la cocina para despertar su orgullo femenino, lo cual también activa el resto de sus mecanismos de mujer.
  • Dinero. Dos sueldos son mejores que uno. Si ella trabaja, aporta a la causa, si no lo hace y prefiere ser ama de casa (o lo que sea), vos podés despreocuparte de la mayoría de los menesteres domésticos y laburar full time.
  • Hijos. Aunque socialmente hemos evolucionado en comparación con la época de nuestros padres, aún hay quienes se escandalizan si una pareja está esperando un niño sin haberse casado. Esto ya no será problema, es más, podés reincidir y muchos se alegrarán. Consejo: luego del cuarto o quinto, yo lo pensaría dos veces, mirá que los niños también consumen recursos.
  • Sexo. A pesar que existen otros métodos, nada mejor que el meta y ponga para engendrar.
  • Bajo un mismo techo. No existe nada más lindo que pasar la mayoría del tiempo junto a la persona que más querés y te quiere en el mundo…pero bueno, hay que dejar a mamá en su casa y mudarse con la jabru al rancho propio.
  • Mascotas. Siempre tendremos alguien que nos ayude con el cuidado del choco, porque un perro de hombre solo sabe de comer sobras y tomar agua cuando llueve, nada de paseos, alimento balanceado ni peluquería. El toque femenino hará de nuestro guardián el maricón más grande de la cuadra.
  • Sexo. Es sabido que los cachorros despiertan en toda mujer su instinto maternal, por eso, siempre que tengamos un lindo perrito a nuestro cuidado ellas pensarán en nosotros como machos guardianes de la manada.

Ya sé que a esta lista podría agregarle más puntos, pero no quise extenderla demasiado, además, no podía dejar de mencionar el sexo.

De taquito

Zapato rotoSiempre creí que esas cosas sólo le pasaban a las mujeres, incluso me reí mucho cuando a un compañero de un viejo laburo que tenía le sucedió algo similar.

Tampoco es que sea tan grave, pero es una situación vergonzosa e incómoda.

Resulta que a todos mis amigos y conocidos se les dio por casarse en estos días, comenzando con una pareja de colegas, ex-compañeros de universidad y actuales amigos, que se casaron el viernes pasado y nos invitaron a participar de su boda.

No suelo vestirme con ropa demasiado formal, lo que se dice traje, corbata y zapatos de vestir, por lo que cada vez que me toca un acontecimiento de este tipo tengo que buscar algo para ponerme. Tengo un traje de hace varios años que apenas me entra, tres corbatas y un puñado de camisas para estas ocasiones, así como un par de zapatos que me regalaron para mi casamiento, en 2002. Esos zapatos los usé muy pocas veces y la mayor parte del tiempo están guardados en su caja, esperando su oportunidad.

Así fue que el viernes a la noche me disfracé de persona y partimos con Inés rumbo a la iglesia donde se llevó a cabo la ceremonia religiosa, ahí vi que la mayoría de mis amigos se había vestido más sport, algunos con saco pero con jean y sin corbata, otros directamente sin saco, y solo dos o tres con traje completo, como yo. Todo bien, tampoco quedé desubicado pero hubiese preferido ponerme de acuerdo y caer más cómodo, con jean y zapatos náuticos…tendría mi oportunidad.

Terminada la ceremonia, salimos en caravana por la ciudad a puro bocinazo hasta llegar al lugar de la fiesta, donde arribamos todos juntos.

Al bajarme del auto noté algo raro en la suela del zapato derecho, como cuando pisás un chicle o sorete, arrastro un poco sobre el asfalto pero la molestia sigue. Entonces me paro frente a la vereda, deslizo mi pie en el cordón y ahí lo veo volar, saltando y rebotando. Inés me reprende, como si pensara que lo hice a propósito. Al paso siguiente pude sentir como mi talón se asentaba casi directamente sobre el piso por ausencia del taco. Carla York se revuelca en su tumba (?)

Conclusión: tuve que ir a casa y cambiarme los zapatos de vestir por los náuticos (más cómodos e informales), el pantalón de vestir por un jean y dejar la corbata. La camisa y el saco sobrevivieron, no así el zapato izquierdo que al entrar en mi domicilio decidió imitar a su hermano diestro y desprenderse de su taco de goma.

Conclusión 2: no tengo zapatos de vestir y aún me quedan tres casamientos en menos de un mes, creo que es una buena oportunidad para comprar otro traje completo, con calzado incluído.

Links de lunes

Torta geekLunes 13, no te cases…ahh, no eso era martes, ok, a lo nuestro:

Ahora los posts recomendados:

  • Tienes un DM, un post sobre los cambios en las costumbres comunicativas.

Siete primeros años

Entre hoy y mañana, se cumple un nuevo aniversario de casados entre Inés y yo.

Son siete años de amor, niños, peleas, aventuras, que se pasaron volando.

Fue todo tan rápido que uno no tiene ni tiempo de ponerse a pensar en todo que pasó desde el 2002 hasta ahora, mucho menos cuando tenemos la atención centrada en la panza y la nueva integrante de la familia que llegará en poco más de dos meses.

Solo puedo agradecer a Inés por bancarme y regalarme lo más importante que una persona pueda desear y conseguir.

La mujer de mi vida
La mujer de mi vida