[Infografía] Citas online

Con la proximidad de la festividad de San Valentín, día de los enamorados, me pareció acertado compartir esta infografía sobre sitios de citas online.

Quizás algunos piensen que es algo innecesario o incluso hasta les cause algo de risa que existan sitios dedicados a la búsqueda de pareja, sin embargo hay muchísima gente sola que quiere dejar de estarlo y no existe razón para no aprovechar la potencialidad de Internet.

Link: Design you trust: Online Dating & Paid Search

Online dating

[Infografía] Hay más levante en los MMORPG que en los sitios de citas

Eso es lo que parece afirmar esta infografía, donde se comparan dos de los principales exponentes de uno y otro lado: World of Warcraft y eHarmony.

Se apunta a la edad de los usuarios de uno y otro servicio, además del hecho de que en los juegos online se pasa más tiempo interactuando con los demás jugadores y nada como una quest como para despertar el romance (?)

Visto en TIC beat.

Amor online

La primera impresión

Todos tuvimos una primera cita o salida con alguna novia, amiga, trampa o similar (el género puede variar) y siempre tratamos de dar una buena impresión en esa primera oportunidad. La cosa es caretearla un poco para no quedar mal parados para futuros encuentros o precisamente tener la oportunidad de una segunda cita.

En mi caso, la cosa era medio complicada porque con mi novia éramos amigos de antes y ya habíamos salido varias veces en grupo, aunque nunca los dos solos como pareja. Por eso quise hacer una buena movida en mi primera cita con Inés y la invité al lugar de onda de La Rioja de principios de los noventa: una hamburguesería llamada McBurger (el dueño no era muy original para los nombres) donde se juntaban todos los adolescentes en aquella época y en el que podía chapear porque seguro que algún conocido me iba a ver y podría presumir de mi popularidad (inexistente en ese entonces como ahora).

Lo que no tuve en cuenta es que las mujeres no comen, y mucho menos si están en una cita; al contrario de los chabones. Llegamos, nos intalamos en una mesa y de ahí me fui a la caja a pedir lo nuestro, le pregunté qué quería y me dijo que yo elija. Obvio que quise impresionar a mi dama no escatimando en gastos ni bulto (hablando de comida, claro) y pedí dos monstruosidades con doble hamburguesa que se nos desarmaban al tratar de comerlas y se nos chorreaba por todas partes, o sea, cero glamour 🙂

Pero bueno, no fue esa la peor, aunque sí la primera de muchas vergüenzas y metidas de pata que me mandé en mi época de novio, y cada tanto nos acordamos y nos reimos de nosotros mismos.

Suerte que la primera impresión no fue la definitiva.

Can we date?

El flowchart de las citas-salidas es algo que todos deberían tener en tamaño póster pegado en su habitación para evitar meter la pata.

Como siempre, la información es poder (?)

Link: Can we date? by Erik Bryan – abajo les dejo el flowchart, pero acá está en tamaño grande para imprimir y tener a mano.

Clic para ampliar
Clic para ampliar