Gracias totales 2011 – Twitter

El post anterior me salió por demás maricón, cosa que no era mi intención, o por lo menos no tanto.

Así que ahora no voy a decir nada, simplemente gracias a todos los que se acordaron de mi y se tomaron la molestia de saludarme por mi cumpleaños.

Muchísimas gracias a:

Que me saludaron en Twitter (las imágenes están así nomás, sin editar porque son muchas y la paja me pudo, sepan disimular).

En un rato, salen agradecimientos para los saludos en Facebook 🙂

36

Hoy es mi cumpleaños número 36 y aunque aparento mucho menos (?) la verdad es que estoy en una edad donde la mitad de la vida ya ha quedado atrás y comienzo a vivir el segundo tiempo, si todo sale según lo planeado 🙂

Muchos de los que leen este blog me conocieron en la transición entre los veintipico y los treinta, y otros en la primera mitad de los treinta y pico, saludándome en cada 15 de septiembre, expresando sus deseos de felicidad hacia mi persona, cosa que me pone muy contento.

Sin embargo, este cumpleaños es especial, ya que a los 36 estoy alcanzando la cantidad de años que vivió mi papá, cumpliendo más de 30 años sin él.

El 36 no es un cumpleaños más, es el último que tuvo mi papá y espero que no sea el último mío, pero si así lo fuese me gustaría dejar las cosas más o menos ordenadas, sabiendo que mi familia y amigos verán como algo bueno haberme acompañado hasta aquí y que yo haya participado un poquito en sus vidas.

He llegado a uno de esos momentos de balance, en los que debo detenerme y preguntarme si voy bien, si el rumbo elegido es el adecuado, qué haría mi viejo en mi situación actual, sabiendo que a partir de este año mi experiencia de vida será mayor a la que él jamás haya podido acceder.

Hoy se verá si realmente me parezco tanto a Julio Fuentes como algunos afirman al verme, si tengo la cabeza blanca como él la tenía al irse en su último viaje, si mi carácter está forjado al estilo de los Fuentes y si Gustavo será el modelo al que Ezequiel y Gabriel quisieran parecerse, al menos en alguno de sus aspecto, como yo me miré en mi viejo, aún sin llegar a conocerlo tanto como hubiese querido.

Por lo demás, este cumple me encuentra en mi mejor momento (lo digo cada año), con una familia hermosa, sin demasiados sobresaltos y bastante cómodo laboralmente, digamos que la vida no me ha tratado tan mal, tanto que le daría otros 36 años.

A dos años…

A dos años de esto, me sorprendo con lo rápido que pasa el tiempo.

Todavía me acuerdo de una noche, cuando por una falsa alarma, estuvimos unas horas en la clínica con Inés, mientras twitteaba gracias al wifi libre que encontré en el sanatorio y muchos de ustedes estaban pendientes de la llegada de la enana.

Recuerdo el día que nació, como si hubiera sido hace unos pocos meses. Aún le digo “bebé”, siendo que ella es toda una “nena”, la nena de papá, la mimosa de sus hermanos y la muñequita de mamá…aunque sus juegos preferidos sean la pelota y los autitos 🙂

En fín, solo quería comentarles que Ludmila ya tiene dos años, a ustedes que se enteraron cuando nació, la vieron dar sus primeros pasitos y emitir balbuceos antes de hablar; además para que vean que viejos se están poniendo, tampoco es cuestión de soportar el paso del tiempo yo solo.

 Mimosa

Feliz cumpleaños PsicoFXP

PsicoFXPLoco, es increíble que un sitio viva tanto como 10 años y siga tan vigente. Es más, hoy es más relevante que hace unos años atrás y creo que lo seguirá siendo en el futuro.

¿Quién no se nutrió del conocimiento desplegado en los foros de PsicoFXP? El que nunca haya caído ahí buscando ayuda directamente no existe (es como decir que nunca te bajaste algo de Taringa).

Pero todo tiene un principio, y nadie mejor para relatarlo que el propio creador, el padre de la criatura, Ismael Briasco, quien un día como hoy, pero hace diez años, estaba aburrido y…

Gracias totales 2010

Con cada año que pasa este post es casi, casi una obligación…bueno, saquémosle el casi. Es mi deber agradecer a todos y cada uno de quienes me saludaron y desearon feliz cumpleaños el miércoles.

Algunos son más expresivos que otros, algunos tienen más confianza y me tratan de “trola, puto, maraca, borracho” y otros calificativos que me caben, lo que me hace muy feliz porque me siento realmente querido.

Mientras le mostraba la cantidad de replies y mentions en Twitter, Inés me preguntó si conocía a toda esa gente, le dije que sí, bah, a la mayoría. Luego me puse a pensar y la verdad que me sorprendí leyendo tantos mensajes de cumpleaños de gente que a la mayoría nunca le vi la cara (salvo en los avatares mentirosos) y otra de la que no tenía conocimiento que me seguían hasta leer su saludo.

Y como decía hace un tiempo, no hace falta conocer personalmente a todos para sentirlos cerca y hasta considerarlos amigos, al menos a mi no me hace falta, porque mucha de la gente con la que solo intercambiamos bits a cientos (o miles) de kilómetros de distancia tienen gestos hacia mi persona muy por encima de algunos con quienes comparto horas y días enteros cara a cara. Y no es reproche para quienes están cerca, sino que me parece que la distancia o el contacto permanente no son condiciones necesarias para la amistad, una cosa no está ligada a la otra.

Pero bueno, me estoy yendo al carajo y me olvido de los agradecimientos, que como son muchísimos no los voy a hacer personalmente, sino que les dejo un GRACIAS enorme a todos los que se acordaron de mi cumple y a los que no, bue, no se olviden para el próximo año 🙂

Mi hicieron mariconear, tontos.

Feliz cumpleaños Gaby

Seguimos de joda por estos lados: hoy es el cumpleaños de Gaby, el chango más chico, el del medio en realidad, pero el menor de los varones, el duende de la casa, el atorrante, el Capulino.

Y lo de atorrante no es una queja sobre su comportamiento, todo lo contrario, me encanta que sea así, es todo lo que su hermano no es: Gabriel es un niño desenvuelto, entra en confianza sin problema, no hace cara fea a nada que sea comestible, puede pasarse el día entero a los saltos, lo conoce medio mundo y pinta para líder de grupo entre sus amigos. Además es atento, sensible, cariñoso, enojón, decidido, uff…muchísimo.

Desde hace un año perdió el trono del nene más chico a manos de su hermana, pero ganó el título de hermano mayor respecto a ella y lo cumple a rajatabla. Es su compañero de juegos inseparable, su guardián y protector, si algo le pasa a Ludmila, Gaby es el primero en llegar y si por alguna razón la enana se liga un reto o llora por cualquier razón, él se pone mal y hasta llora con ella.

Lumi lo busca para jugar (y maltratarlo al pobre) y él está chocho en su rol, su pequeña-gran responsabilidad de entretener y cuidar a la bebota, lo que me llena de alegría y emoción (soy de lágrima y moco fácil cuando se trata de mis niños).

Pero su tarea no termina ahí, también tiene que acompañar a su hermano mayor en los juegos más serios como el fútbol, las paletas de padel, la play, la PC y juegos de mesa; cosa que le agrada tanto como jugar con Ludmila.

Gaby es único, puede pasar del enojo a la risa, del llanto a la carcajada sin ningún tipo de rencor, es capaz de comerse un kilo de galletas y no engordar un gramo, de acostarse tarde y ser el primero en levantarse, de dormir en cualquier parte, de ayudar a mamá y papá sin que se lo pidan…en definitiva es un hijo perfecto, como cualquiera de los tres.

Soy hermoso

Campaña por los tres años

A fines del año pasado hicimos una humilde campaña para reunir juguetes y darles una alegría, pequeña y efímera es verdad, a algunos niños que no tienen acceso a ellos por diversas razones.

Digo que fue una campaña humilde porque así arrancó, pero al tiempo se hizo más grande y terminamos juntando varias cajas y bolsas con no solo juguetes, sino también ropa que fue entregada a dos instituciones: la primera entrega fue en diciembre en la casa hogar del barrio Benjamín Rincón, donde trabaja Leila, una de las personas que más se comprometió con la idea; el resto se entregó más tarde, mucho más tarde en el hogar Niño Alcalde, ubicado sobre calle Benjamín de la Vega casi esquina Velez Sarfield (no sabíamos que cerraban desde fines de diciembre hasta marzo).

Hoy, con motivo del tercer cumpleaños del blog, no voy a pedir ni hacer regalos, sino que vengo a manguearles para que nos ayuden nuevamente y podamos alegrar el día del niño a muchos nenes que no pueden disfrutar de su infancia como corresponde.

Las formas de colaborar son las de siempre:

  • Juguetes usados en buen estado: pueden ser propios o ajenos  (hay mucho adulto que conserva juguetes de su niñez o pueden ser de sus hijos, hermanos, sobrinos, primos).
  • Juguetes nuevos: podés comprarlos y regalarlos o, si confiás en nosotros, darnos el dinero. En la campaña anterior juntamos bastante plata con la que se compraron muchos juguetes nuevos. Hubo gente que se pasó, no la voy a nombrarlos porque algunos me pidieron que no lo haga y además no corresponde.
  • Dinero: como decía, pueden ayudar con plata para comprar juguetes o ropa, o bien comprando algo que sirva para festejar el día del niño, como golosinas, chocolatada o facturas.
  • Ropa en buen estado: no tiene que ser nueva ni de marca, basta con que esté en buenas condiciones y sirva para vestir. Los talles tampoco son determinantes porque hay niños pequeños y otros de corta edad pero grandes físicamente, y lo que no les vaya a los chicos les puede ir a sus padres o hermanos.
  • Ayudando en la logística y difusión: por ahí hay gente que quiere colaborar pero no tiene dinero, ropa ni juguetes para donar, sin embargo le sobran las ganas y predisposición. En estos casos se puede colaborar difundiendo la campaña entre los amigos, familiares y conocidos o ayudando en la recolección de elementos. Hay veces que estamos lejos y los tiempos no nos coinciden con la gente que quiere donar, entonces estaría bueno contar con alguien que pueda pasar a retirar las cosas o un punto de recolección más próximo.

Les comento que lo que juntemos va a ser destinado a los chicos de las casas hogares de La Rioja, que son varias así que trataremos de variar. En estas instituciones se alojan niños desde recién nacidos hasta los 18 años, divididos por edades y sexo, o sea que en una donde hay varones adolescentes no vamos a encontrar nenas ni bebés, lo que va a suponer una tarea extra de selección de elementos al momento de organizarnos para entregarlos.

Los motivos por los que los chicos están ahí son variados, hay algunos que sus papás no pueden hacerse cargo de su cuidado diario y el Estado los alberga de lunes a viernes, viviendo en su casa con su familia durante el fin de semana, otros porque los padres no están en condiciones de criarlos, por ejemplo padre en la cárcel y madre con adicción que maltrata a los chicos. En definitiva, son muchas las causas y cada caso es diferente, pero el hecho es que esos chicos están al cuidado de empleados estatales con mayor o menor grado de compromiso, pero de todos modos extraños a ellos, que les brindan aquello que está a su alcance y obligación. A veces es suficiente y otras no, pero nunca será demasiado lo que se haga por los niños en este tipo de situaciones.

En fín, creo que no me queda más que agradecerles por un cumpleaños más del blog, porque son ustedes, quienes  visitan, comentan, critican, colaboran, pliquean (más por favor, ja) e incluso roban contenido, los que me motivan a mantener este sitio activo.