Links de lunes

Llegó el lunes nuevamente y con él la alegría de volver a las actividades.

Ok, quizás para algunos no sea algo muy feliz pero para mi…tampoco.

Lo que siempre me gusta de los lunes es poder tirarles un par de enlaces por la cabeza.

  • Arsenal indispensable para la guerra de oficina. Algún día conseguiré mi base lanzadora de misiles.

Posts recomendados:

Se viene TEDx La Rioja

En abril se llevará a cabo TEDx La Rioja, donde los riojanos tendremos nuestra oportunidad de compartir nuestras ideas y conocer las de los demás.

Para quienes no sepan de qué se trata esto de TEDx, les comento lo que dice Wikipedia al respecto:

TED Tecnología, Entretenimiento, Diseño (en inglés: Technology, Entertainment, Design) es una organización sin ánimo de lucro dedicada a las “Ideas dignas de difundir” (del inglés: Ideas worth spreading).1 TED es ampliamente conocida por su congreso anual (TED Conference) y sus charlas (TED Talks) que cubren un amplio espectro de temas que incluyen ciencias, arte y diseño, política, educación, cultura, negocios, asuntos globales, tecnología y desarrollo, y entretenimiento.

(…)

En 2009 se crea el programa TEDx para la realización de eventos locales, organizados independientemente, que buscan reunir personas para compartir ideas que merecen ser difundidas. En un evento TEDx, donde la “x” significa “evento organizado independientemente”, disertantes en vivo se combinan con TEDTalks para incitar al debate profundo y la interconexión. La Conferencia TED provee una guía general al programa TEDx, pero cada evento individual TEDx es independiente de TED. Como regla general estos eventos tienen una duración de un día y su entrada es gratuita.

Así que ya saben, aporten sus ideas y participen, aprovechemos la oportunidad.

Pueden anotarse acá.

Algo que contar

Escribir historias no es tan complejo como algunos puedan pensar.

Es simple, como dice Oscar Wilde “No existen mas que dos reglas para escribir: tener algo que contar…y contarlo”, o sea, no parece muy complicado, en principio.

Creo que la parte más difícil de esto es la primera, no es tan sencillo tener algo para contar y que valga la pena leer.

Sin desmerecer a este sitio, confieso que escribir en el blog es más fácil que hacerlo en otro ámbito, al menos para mi. Puede que se deba al entrenamiento de cuatro años seguidos escribiendo boludeces casi a diario, más de mil posts con pocas o muchas palabras (algunos apenas tienen título) le dan a uno algo de estado físico como para seguir el ritmo.

Para que se den una idea, hace una semana que estoy dándole vueltas a un cuento y aún no puedo terminarlo, teniendo en mente todo el relato; encima lo que está escrito no logra convencerme.

Un post lo escribo al vuelo, pienso algo, lo escribo y lo publico, a veces sin leer lo que puse, por eso luego tengo que andar corrigiendo, lo que no me molesta demasiado, pero con un cuento no es tan fácil, una vez que salió así se quedó, no me gusta reescribir, salvo que sea una tarea de taller literario.

Lo complicado es generar historias por cuenta propia, más allá de las anécdotas personales, que resulten los suficientemente atractivas como para que alguien quiera leerlas sin sentirse estafado. El SEO fuera de la web puede ser muy mal visto…en realidad en el ámbito web tampoco se lo aplaude pero se lo acepta como algo válido.

De hecho, si no fuese por algunas trampitas aceptadas (y aceptables), muchos de ustedes no estarían leyendo esto.

 

Posts duplicados

¿Nunca les pasó que están pensando escribir algo para luego darse cuenta que ya lo hicieron antes? Y no me refiero a que alguien más lo haya hecho, sino que uno mismo haya escrito lo mismo con anterioridad.

No sé si a todos les pasa, supongo que es una cuestión de edad o de quienes tenemos algunos años en esto de las boludeces online (y más de vida, claro). En los más de seis años que llevo escribiendo blogs, es la tercera oportunidad que me ocurre algo así.

La primera vez ni me di cuenta, un amigo me dijo unos días luego de leer un post que ya había publicado lo mismo. ¿En serio le dije? Y me puse a hacer memoria, solo para caer en la cuenta que tenía razón. La segunda vez que escribí el post pensaba que la idea me venía rondando en la cabeza desde hacía tiempo, pero en realidad la idea ya había sido plasmada en un post un par de años antes. Si leen los dos posts van a ver que son muy parecidos y dicen lo mismo (aunque me gusta más como me salió el primero).

Obviamente no voy a poner acá los dos posts para que se burlen de mi falta de memoria e ideas, además el primero fue publicado en Vagartos allá por el 2005.

Hace un rato me descubrí queriendo escribir algo para cerrar con una consigna para los lectores, pero una alarma interna me hizo buscar en los posts anteriores y vi que ya lo había hecho cuando escribí sobre un libro. Ojo, me acuerdo de haber comentado el libro pero no recordaba haber tirado la pregunta final.

Deben ser cosas de la edad, aunque la última me que me pasó fue hace tres años, en los comienzos de este blog y en ese entonces era más joven 🙂

¿Les pasó alguna vez?

No se me cae una idea

Pantalla en blanco, teclado mudo, las manos quietas. Es raro que me pase esto, pero a veces sucede y me pongo como loco.

¿¡Cómo no voy a tener nada para postear!? Me pregunto y recrimino sin recibir respuesta de la notebook, inanimada como mis dedos.

Lo cierto es que no se me ocurre nada, pero no es falta de temas, es falta de decisión y ganas de investigar, leer y organizar para elaborar un post que valga la pena (si es que eso es posible).

Es falta de convicción sobre ciertas ideas que no llegan a convencerme, de las cuales no quiero escribir porque no me parecen que valga la pena. Aunque más de una vez me he sorprendido al observar la respuesta hacia ciertos posts de relleno, irrelevantes para mi, pero que resultaron interesantes para los visitantes. También me ha pasado al revés; ponerme a escribir algo muy elaborado y que pase por el blog sin pena ni gloria, con apenas un comentario como para cumplir.

Supongo que no debo descartar nada, por poco interesante que me resulte, ya que mi criterio no es el mismo de los lectores, y cuanto más diversos sean los posts, mayores probabilidades tendré de escribir algo que interese a alguien que esté dando vueltas por ahí.

Al final, y casi sin querer, salió un post, vacio, pero salió.