Supremacía keniata

Comentando sobre la proximidad de los Juegos Olímpicos, en el grupo de Whatsapp de running nos sorprendíamos con la noticia de que en Kenia, al menos 400 atletas habían hecho marca clasificatoria para correr el maratón en Río.

Acá, en Argentina, estamos celebrando que por primera vez en la historia tenemos cupo completo de participantes para la máxima distancia, con tres representantes mujeres y tres hombres, que la debieron pelear y mucho. Algunos tuvieron que hacer más de un intento para conseguir el tiempo clasificatorio.

Más allá de los seis maratonistas clasificados, quedan algunos con nivel suficiente que no alcanzaron la marca por poco, pero no son tantos. Sin exagerar, ni menospreciar el potencial de corredores del país, no creo que tengamos más de 15 o 20 en estos momentos con posibilidades reales de pelear una marca olímpica. De hecho, quedaron afuera de los Juegos apenas un par de nombres, que intentaron conseguir el tiempo hasta la última competencia clasificatoria.

No es un secreto que Kenia, Etiopía y no muchos más sean los países dominantes en cuanto a competencias de pedestrismo en larga distancia. Alcanza con ver los primeros puestos de cualquier maratón o competencia importante para darse cuenta de la supremacía keniata.

Y si los nombres no les dicen nada, hagamos un pequeño repaso de las cinco mejores marcas actuales en 42 kilómetros:

  • 2:02:57 – Dennis Kimetto
  • 2:03:05 – Eliud Kipchoge
  • 2:03:13 – Emmanuel Mutai
  • 2:03:23 – Wilson Kipsang
  • 2:03:38 – Patrick Makau

Todos de Kenia.

Entre las mujeres la cosa está más dividida:

  • 2:15:25 – Paula Radclife (Gran Bretaña)
  • 2:18:37 – Mary Keitany (Kenia)
  • 2:18:47 – Catherine Ndereba (Kenia)
  • 2:18:58 – Tiki Gelana (Etiopía)
  • 2:19:12 – Mizuki Noguchi (Japón)

A diferencia de los hombres, entre las cinco mejores marcas históricas femeninas en la distancia, hay “sólo” dos keniatas.

Lindo equipoAhora veamos el equipo que presentará Kenia para Río:

Damas: Jemima Sumgong, Helah Kiprop  y Visiline Jepkesho. Suplentes: Mary Keitany y Florence Kiplagat.

Caballeros: Eliud Kipchoge, Stanley Biwott y Wesley Korir. Suplentes: Cyprian Kotut y Bernard Kipyego.

Todos con pergaminos más que suficientes, especialmente Kipchoge, el mejor maratonista de la actualidad (ganó casi todo lo que corrió, quedando segundo en la única oportunidad que no pudo coronarse) pero llama la atención que corredores que se encuentran entre los más rápidos de la historia no figuren en la lista final, o lo hagan como suplente, como Keitany.

Es verdad también, que muchos atletas se preparan para correr alguna Major, como Berlín (a fines de septiembre), donde pueden llegar a batir algún récord o conseguir un premio monetario importante.

Lo cierto es que tienen corredores de sobra, tanto así como para guardar algunas de sus figuras y campeones de grandes maratones, sin por ello decaer el nivel de sus representantes olímpicos.

Habrá que verlos volar dentro de un mes en Río, mientras alentamos a nuestros compatriotas, que bien pueden dar la sorpresa.

Después de todo, no sería la primera vez que un argentino supere a corredores keniatas, ante el asombro de propios y extraños, para alzarse con el premio mayor.