Mi primera media maratón

Así es, ayer, luego de un año de salir a correr por primera vez y con un par de meses de entrenamiento, completé mi primer carrera de 21K, en el marco de los festejos por el aniversario de la fundación de la ciudad de La Rioja.

A diferencia de otros eventos, en esta oportunidad no se trataba de una carrera popular sino del Campeonato Argentino de Media Maratón, aunque hubo mucho público y corredores amateurs, especialmente en la distancia de 7 kilómetros.

Inicialmente, iba a participar en los 7K, que es una distancia cómoda para mi, pero nos decidimos por los 21K con un par de amigos. Uno de ellos es quién me está ayudando con los entrenamientos, y me dijo que si hacía los 21K, me lo tome como si fuese el fondo del domingo, que lo haga tranquilo, utilizando la carrera, con el entorno y todo lo que esto motiva, para completar la distancia, sin pensar demasiado en el ritmo. Así lo hice, o al menos lo intenté.

21k-rioja

Desde el principio de la carrera me mantuve tranquilo, corriendo a un ritmo constante, algunos segundos por debajo de mi ritmo de 10K, obvio que me fui al fondo del pelotón mientras veía pasar algunos competidores -no elite- que parecían velocistas, sabiendo que en algunos minutos volvería a encontrármelos. Tal cual. En los primeros tres o cuatro kilómetros pasé a varios competidores, algunos caminaban, otros estaban parados con las manos en la cintura, y algunos llevaban un ritmo más lento pero no se detuvieron.

¿Por qué cuento esto? Porque mis objetivos para esta primera experiencia eran dos:

  • Completar la distancia.
  • No quedar último.

Pude cumplir con ambos, apenas con el segundo, ya que muchos de los que quedaron detrás mío en esos primeros kilómetros, sólo corrían 7K y se detuvieron en la línea de meta al completar la primera vuelta, dejando en el circuito a los elite, corredores federados y algún que otro recreativo.

Afortunadamente, todos los que corrimos los 21 kilómetros pudimos completar la prueba, no supe de nadie que haya abandonado, aunque me comentaron que un competidor dejó la carrera sobre el principio de la misma.

El ganador de la prueba fue el riojano Gustavo Frencia (1 hora 6 minutos 45 segundos) , que dejó al segundo muy atrás, algo así como 3 minutos de diferencia, y además me pasó dos veces en tres vueltas, sacándome como 12 kilómetros sobre 21 🙂

Estoy muy contento, tanto por haber podido completar la carrera como por la forma en que lo hice, tranquilo, con un ritmo cómodo y superando en más de 10 minutos mi tiempo estimado.

Ahora a recobrar energías y ponerme a punto, porque llego justito con la recuperación, para los 21K de Nike en Buenos Aires, competencia que originalmente iba a ser mi debut en media maratón.

Muchísimas gracias a todos lo que me hicieron el aguante.

Llegué!

Chaya del Camión de Germán

Febrero es época de Chaya en La Rioja, en coincidencia con los festejos de carnaval, que no es lo mismo pero acá no existe mucha diferencia.

Entre los festejos tradicionales se encuentran las celebraciones chayeras barriales, en las que alguien pone su casa y se reune con los vecinos para chayar, brindar y llenarse de harina y albahaca, todo al ritmo de la música folklórica.

Una de las chayas barriales más conocidas es la denominada “El Camión de Germán”, una reunión multitudinaria de gente celebrando la Chaya y pasándola bien. Por suerte está muy cerca de mi casa y pude darme una vuelta y participar, aunque sea detrás del lente.

Gracias a todos los que se prestaron para las fotos.

chaya-selfie chaya10 chaya9 chaya8 chaya7 chaya6 chaya5 chaya4 chaya3 chaya2 chaya1

Frikis riojanos

Como decía hace un tiempo, en ocasión de la revolución universitaria, admiro muchísimo a los chicos de hoy.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a una feria medieval, la primera de La Rioja, organizada por un grupo de jóvenes amantes de la historia y la fantasía épica. El último domingo, pasé un ratito por un evento otaku del que me enteré un par de horas antes de llevarse a cabo y me sorprendí muchísimo al ver los chicos disfrazados, dibujando, jugando cartas (onda Magic, pero creo que eran Yu-Gi-Oh) y videojuegos, en definitiva, pasándola bien con algo que les entusiasma.

En mi época, envidiaba a los habitantes de ciudades grandes, donde estas cosas eran comunes y los friko-nerds tenían oportunidades de canalizar su entusiasmo.

Llego un poco tarde para todo esto, pero igual muchas gracias por permitirme participar, aunque sea con las fotos.

Felicitaciones jóvenes riojanos por dar rienda suelta, promover y movilizarse lo que les gusta y apasiona.

A la lonaZombies

ladysMikasa Ackerman

#DemocraciaEnLaUNLaR

Quienes me siguen en Twitter y/o Facebook, se habrán dado cuenta que desde hace unos días estoy un tanto monotemático.

Y es que el tema de la Universidad Nacional de La Rioja es algo que me toca muy de cerca, como ex alumno, egresado de esa institución, como ex docente del colegio universitario (cesanteado irregularmente hace tres años) y como padre de tres niños que probablemente concurran a la UNLaR para su formación profesional.

A continuación uno de los videos que se proyectaron durante la marcha del último domingo, realizado por los alumnos de Diseño Multimedia, seguido por algunas de mis fotos de las marchas y de la toma.

nena-cartel bandera cande heil-tellovelitas to-toma3 to-toma2 to-toma diego-tineo cande-mely tekis-unlar luli-toma

velita-banco

complicesvelas

velas

depie

cadenas

unlar-resiste

nena-generacion

Visita al cañón del Talampaya

Flia. FuentesHace treinta y dos años que vivo en La Rioja y, aunque parezca mentira, nunca había visitado el principal atractivo turístico de la zona, que es el famoso Cañón del Talampaya.

Todo aquel que visita La Rioja pregunta por dos lugares: Anillaco y Talampaya, el primero por ser el pueblo natal de un ex presidente y el segundo por tratarse de una reserva natural declara patrimonio de la humanidad. Debo aclarar que en la provincia tenemos muchos otros atractivos como Laguna Brava, Corona del Inca, Cuesta de Miranda, Quebrada de los Cóndores, Vientos del Señor, la mina La Mejicana y todos valen la pena ser visitados.

Hoy quiero comentarles mi impresión sobre Talampaya.

Apenas llegué me llamó la atención la cantidad de gente que había en la entrada, muchísimos vehículos y gente de todos lados buscando información y anotándose para las excursiones. El estacionamiento del predio parecía el de un hipermercado un día de ofertas.

Afortunadamente, se me ocurrió reservar el paseo varios días antes, así que al llegar sólo tuve que presentar mi voucher y pagar. Muchas personas llegaban temprano, consultaban y tenían que quedarse esperando durante varias horas para salir, debido a la multitud de visitantes que, según dicen los medios, este fin de semana largo superó su record histórico.

Las instalaciones del lugar están impecables, muy completas y con toda la comodidad, brindando a los turistas un buen lugar donde pasar el rato mientras salen las excursiones. Hay lugares de acampe para los más aventureros, mesas para quienes llevan su propia comida, un restaurante y cafetería muy completo, salas de estar con sillones, tienda de artesanías y souvenirs, información turística, servicio de emergencias, etc.

Incluso hay un paseo informativo sobre dinosaurios, que todo el mundo puede visitar solo por acceder al predio, aunque no desee realizar el recorrido por el cañón.

Sobre el paseo por el cañón de Talampaya, este puede ser realizado a pie, en bicicleta (ambos con un guía), en minibus o el denominado overload, que consiste en un colectivo con terraza, desde la cual se puede apreciar el paisaje al aire libre con vistas de 360°. Este último fue el que hicimos y no me arrepiento de haber pagado unos pesos más.

No voy a aburrirlos con datos sobre el lugar, que pueden leer en cualquier sitio de turismo, además no deseo spoilearles la visita, sólo diré que durante la visita pudimos observar formaciones rocosas increíbles, de millones de años atrás, cuando esa zona estaba llena de agua (hoy es casi un desierto); también se aprecian petroglifos dejados ahí por los pueblos originarios que transitaban por la zona y, algo que me sorprendió, mucha vida silvestre, como zorros, cóndores, maras y guanacos que andaban a sus anchas muy cerca de la gente, sabiendo que están a salvo.

Aprendí muchísimo en la visita y me entró la curiosidad por saber más aún, así que me prometí volver y hacer el recorrido a pie.

La verdad que me sorprendí gratamente con el lugar y las instalaciones, debo felicitar a la gente de la empresa que tiene la concesión de los tours en Talampaya.

Las fotos las voy a ir posteando en estos días en Tumblr 🙂

Half Iron Rioja 2013

Juan José JuárezHace un par de días se llevó a cabo el evento Half Iron Rioja 2013, una competencia de triatlón organizada por el Nanax Team, un grupo de atletas de alto rendimiento en el que tengo un par de amigos.

Para la prueba vinieron atletas de San Juan, Santa Fe, Tucumán, Santiago del Estero, aparte de los participantes locales, entre los que se destacan Raúl Vergara y Fernando Moreno, que terminaron en el tercer y cuarto puesto en la general, logrando una excelente performance entre atletas destacados en la especialidad.

Resultaron ganadores en la general en damas: 1° puesto Maria Yanina Acosta (Santa Fe), 2° lugar Constanza María Velez (Tucumán).

En caballeros: 1° puesto Sebastián Sacco (San Juan), 2° puesto Rodolfo Doldan (Santa Fe), 3° Raúl Vergara (La Rioja).

Quiero felicitar a los organizadores, quienes además de laburar durante mucho tiempo para la realización del evento hasta minutos antes del inicio del mismo,  participaron de la exigente competencia.

Y cuando digo exigente no exagero, fueron 1900 metros de nado, 90 kilómetros en bicicleta y 21 kilómetros de trote, todo esto por el paisaje de montaña que va desde el Dique Los Sauces hasta la entrada de Villa Sanagasta, a unos 30 kilómetros de la ciudad Capital.

Acá algunas fotos:

Sebastián Sacco
Sebastián Sacco recibiendo su medalla al cruzar la meta.
Rodolfo Doldan
Rodolfo Doldan, 2° puesto general, entrevistado por los medios.

 

Raúl Vergara
Raúl Vergara (3° general) completando la etapa ciclística.
Fernando Moreno
Fernando Moreno completando los últimos metros. Su hermano, Alejandro, atento en la organización.
Juan José Juárez
Mi amigo, el Tanito Juárez, completando los últimos metros en bici.

 

 

Lo que me dejó el TEDx Joven La Rioja

TEDxEl fin de semana que pasó fue realmente muy especial para mi.
Por un lado tuvimos los festejos por el décimo aniversario de casados con Inés, repartidos entre la noche del viernes con amigos y el domingo al mediodía con la familia.
Por el otro, y es la razón de este post, la realización del TEDx Joven La Rioja, primer evento de este tipo en esta ciudad y provincia.
Desde que me enteré que se iba a hacer, tenía muchas ganas de que llegue el día, me inscribí rápidamente y esperé con poca paciencia al 21 de abril.
Debo confesar que nunca me imaginé que acá, en La Rioja, podríamos tener un evento tan bien organizado y de semejante nivel.
De principio a fin, estaba que no cabía en mí de la emoción y el entusiasmo. Pobre Jimena que me tuvo que aguantar durante todo el evento y oirme repetir cosas como “que piola es Vedito” o “que lujo tenerlo a Piscitelli de presentador”.
Me llena de alegría que todo haya salido tan bien por varias razones:

  • Fue la primera vez que se hizo en La Rioja un evento de estas características, donde mucha gente apostó de un lado u otro, los organizadores poniendo la cara, los sponsors con su dinero o productos, el gobierno cediendo el lugar y colaborando para traer a los expositores de afuera. Si la cosa no salía como se esperaba, difícilmente se hubieran arriesgado de nuevo.
  • La gente de la Fundación Lola Mora se lo merece, especialmente Manuela que estuvo al frente de todo, dejándose la vida para que el TEDx resultara en el éxito que fue. Estas personas son fuera de serie. Jamás dejaré de agradecer a la vida haberlos conocido, de casualidad (o no) hace algunos años, cuando me invitaron a hablar sobre blogs en la feria del libro. Los admiro muchísimo por su labor y coraje para salirse del molde, tan cómodo y facilista, de la gran mayoría y animarse a lo diferente, apostando siempre a lo novedoso, lo que está más allá del estándar.
  • La comunidad en formación. En esto quisiera detenerme y comentarlo desde un punto de vista totalmente personal: desde que tengo este blog, o incluso antes, envidié a las ciudades grandes el hecho de contar con “comunidades de” donde la gente con intereses comunes pueda reunirse a intercambiar ideas sobre el tópico que los une, aún sin ser amigos. Eso acá no existía, lo que me llenaba de angustia. Muchas veces participé de eventos y conocí a gente de otros lugares con las que interactuaba a diario vía Internet, pero al regresar a casa sabía que para volver a encontrarme con ellos y compartir un rato iba a pasar mucho tiempo, hablo de meses. Es muy triste ver a los amigos solo un par de días al año, créanme que duele tener que venirse mientras ellos se quedan y siguen juntándose. Dije que envidiaba eso en las ciudades grandes, pero ya no lo hago, al menos no tanto, porque el sábado me di cuenta que, aunque apenas emergente, en La Rioja estamos haciendo comunidad, somos poquitos pero cada día se suma alguien. Recuerdo hace unos años, cuando alguien hizo el Censo140 para ver de dónde éramos los usuarios de Twitter de Argentina, en La Rioja solo había dos personas…la otra era Ana, o @Kok4shi, con quien pegamos buena onda y ahora es mi principal proveedora de cupcakes 🙂 Si se hace el censo hoy, creo que hasta a mi me sorprendería el número que salga. Mención especial para los colegas twittstars (?) con quienes compartimos un lindo rato en cada uno de los breaks.
  • El intercambio de ideas, que es la razón de ser de TEDx, pero llevada a un nivel más informal, además de las charlas y disertaciones. Es muchísimo lo que se aprende conversando con los demás, es para mi algo increíble poder charlar un rato con gente a la que admiro profundamente y que de otro modo me serían inaccesibles, caso de Alejandro Piscitelli, Germán Echeverría o Gonzalo Frasca, para poner ejemplos. Sé que suena muy cholulo, pero no importa, nadie puede quitarme ese pequeño gusto personal que me di al estar un ratito con quienes son mis ídolos. Y ni hablar de los pibes que siguieron a Mox y Vedito de un lado al otro durante todo el día 😀
  • La juventud riojana. Y aunque suene a jovato no puedo pasar por alto la grata sorpresa que fue para mi ver a chicos que fueron mis alumnos en mis años de docencia, dar una charla altamente motivadora con la soltura de un académico. Por otro lado, tampoco me imaginé (mal de mi) que en La Rioja hubiese tantos adolescentes (y niños) con tanta creatividad e ideas que les brotan por los poros. Creo que estamos ante una oportunidad única en la historia para incentivar y aprovechar el terrible potencial con el que contamos, del cual jamás me hubiese enterado de no ser por el TEDx. Esto me deja dos inquietudes bastante optimistas; la primera es que debemos tener muchísimos talentos ocultos que hay que buscarlos, que es una linda tarea para todos; y la otra es que todavía existe mucha gente que aúnn no sabe lo que tenemos y a quienes podemos sorprender en cualquier momento.
  • La promesa de que este TEDx es apenas la punta de lanza de lo que viene. Más TEDx, otros eventos novedosos, las charlas de la feria del libro y seguramente alguna otra sorpresa que la gente de Lola Mora sacará de la manga en cualquier momento.

Como dije, estoy más que contento por haber participado, aunque solo haya sido como público, porque de habérmelo perdido jamás me lo hubiese perdonado.