Se viene la feria del libro

Así es. El mayor evento cultural de la provincia está próximo, y este año con nueva ubicación, en pleno centro, estrenando (más o menos) el Paseo Cultural Castro Barros.

Este año no hay charla sobre blogs, quizás porque no quisieron repetir lo de las dos últimas ferias o porque nadie lo propuso, así que se van a salvar de mi presencia, pero sí habrá un par de disertaciones con cierto atractivo para nardogeeks, como referencias a Internet, redes sociales y software.

Estás son:

  • Lunes 1: “Editoriales 2.0: Libros por demanda, la democratización de contenidos”. Conferencia a cargo de Germán Echeverría Organiza: Fundación Lola Mora – Sala María Carmona (17 horas).
  • Martes 2: “Soportes 2.0: El e-book, formatos DRM, dispositivos y sistemas operativos”. Conferencia a cargo de Germán Echeverría
    Organiza: Fundación Lola Mora – Sala Marcelo Lacasa (10 horas).
  • Jueves 4: 
    • Educación 2.0: Píldoras edupunkeanas y la educación invisible”. Conferencia a cargo de Alejandro Piscitelli – Organiza: Fundación Lola Mora – Sala Marcelo Lacasa (17 horas).
    • La política y las redes sociales”. Conferencia a cargo de Daniel Cohen – Organiza: Universidad Nacional  de La Rioja (UNLaR) – Sala Leonardo Pico Díaz (19 horas).
  • Viernes 5:“Hacks / hackers: Periodistas y programadores de software trabajando por el futuro del periodismo” – Conferencia a cargo de Mariano Blejman – Organiza: Dirección General de Gestión de Medios – Sala María Carmona (16 horas).
  • Sábado 6: 
    • “Alfabetización 2.0: cómo Facebook se transformó en un alfabetizador 2.0”. Conferencia a cargo de Clara Ciuffoli – Organiza: Fundación  Lola Mora – Sala Marcelo Lacasa (17 horas).
    • Periodismo y redes sociales”. Conferencia a cargo de Maximiliano Quinteros – Organiza: Dirección General de Gestión de Medios – Sala Marcelo Lacasa (18 horas).

Sin embargo, lo mejor de esta feria, a modo personal, va a estar en el Rincón Infantil, donde mi amiga Jimena va a estar dando un taller de origami para niños, los días martes 02 y jueves 04 a las 18 horas.

Diez cosas positivas de la escasez de combustible

En La Rioja, como en gran parte del norte del país, y un poco menos en el resto, no hay combustible. Nada, pero nada de nada.

Encima los riojanos somos bastante pelotudos exagerados y caemos en la desesperación. Los camiones llegan por la mañana y descargan la gasolina en las estaciones, pero antes que esto ocurra la gente ya está haciendo fila para cargar, y me refiero a filas en serio, de varias cuadras.

Hay gente que se pasó hasta cuatro horas haciendo cola para cargar cien pesos de nafta, salieron del surtidor y se volvieron a poner en la fila, una locura.

Pero no debería sorprenderme, es lo que siempre ocurre cuando llegan las vacaciones o fines de semana largos, todos llenan el tanque para viajar y los que no viajan, llenan igual por las dudas se acabe, y apenas la aguja se empieza a mover vuelven a cargar.

Pero no todo lo referido a la falta de combustible es malo, siempre se puede sacar algo positivo de estas situaciones:

  • Obviamente, al haber menos vehículos circulando, hay menos accidentes de tránsito, pero se incrementan las puteadas y trifulcas a mano limpia en las filas para cargar combustible.
  • Los hipsters tendrán algo más sobre qué protestar mientras afirman que el consumismo capitalista nos ha llevado a esto, por eso ellos usan zapatillas de lona y caminan.
  • La gente camina más. Esto es bueno, aunque sea en pleno invierno y esté frío para andar a pata por la calle.
  • Se fomenta el turismo interno. Sin nafta para viajar, no queda otra que moverse cerca, lo malo es que los visitantes que llegan se encuentran con una Rioja de la que no podrán salir, gente de mal humor y el tráfico cortado por las colas de las estaciones de servicio.
  • Se ahorra dinero. Lo que no se gasta en combustible sirve para comprar zapatillas nuevas o instalar el equipo de GNC en el auto.
  • Los políticos tienen otro tema para chicanearse: la oposición acusa al oficialismo por la falta de combustible, en tanto que el gobierno se hace el diligente y la caretea con los viajes de los funcionarios a Capital.
  • Tengo la excusa perfecta para quedarme en casa boludeando con la play 🙂
  • Los diarios locales pueden publicar algo distinto al pago de sueldos y programas sociales.
  • El transporte público volverá a estar abarrotado, salvándose del bajón de venta de boletos por las vacaciones escolares.
  • Puedo escribir un post sobre “diez cosas” aún cuando estoy falto de ideas.

Calorón

Mierda que hace calor!

En La Rioja está imposible, tenemos temperaturas de 40° o más y vivir sin aire acondicionado es directamente un suicidio a fuego lento. Ni loco salgo a la calle, prefiero pasar hambre antes que ir al súper y comerme una fila eterna para pagar, y ni hablar si hay que hacer trámites en el centro, es más suave una sentencia a pena capital…ok, exagero un poquito.

Lo que no es una exageración son las diversas estrategias que cada uno toma para pasar esta época infernal, que por estos lados dura unos ocho meses al año (de ahí el mal humor de los riojanos):

  • Pagarle a un negro para que nos apantalle. Está bueno al principio, pero luego de unos minutos el chabón transpira y el olor a vestuario de rugby es insoportable.
  • Llenar la casa de aires acondicionados. Excelente solución, lástima que al costo de los equipos hay que sumarles las abultadas facturas de electricidad, encima el suministro eléctrico riojano es más inestable que el carácter de la presidenta (según wikileaks).
  • Pasar la época estival en la pileta. Sería muy bueno pero en mi caso es casi imposible por mis patas hongudas, salvo que me quede todo el tiempo dentro del agua y use patas de rana. Además vivir en el agua es solo para Kevin Costner.
  • Tomar mucho líquido para refrescarse. Eso si conseguís algo fresco. En La Rioja escasean las bebidas durante el verano y el hielo cotiza en euros. Aparte tengo la garganta sensible y me dan anginas (?)
  • Salir de shopping para meterse en lugares con aire acondicionado. Lástima que acá no existen los shoppings. De todos modos, en este caso también aplica la segunda opción.
  • Mudarse a un lugar más fresco. Y abandonar todo, trabajo, escuela, familia…no me tienten que lo hago, pero como que no da, seguro que a los dos meses extraño y me quiero volver.
  • Aprovechar para tomar sol. Sólo si estás cansado de la vidad y querés morir de cáncer a la piel o deshidratación.

Agua para los llanos

SequíaEn uno de los viajes de laburo, tuve la oportunidad de conversar con una persona de una pequeña localidad llamada Patquía, donde viven muy pocas personas, un pueblito que está a medio camino entre ciudades más grandes como Chamical, Chilecito y la Capital.

Como en toda la provincia, allí tampoco abunda el agua, es más, prácticamente no existe en la zona y hay que acercarla a la población mediante cañerías que van desde las perforaciones o en camiones cisterna.

Este señor me contaba que su trabajo consistía en conducir los camiones y, cuando era necesario, manejar y reparar la maquinaria de las bombas extractoras de agua. Así desde hace varios años (creo que me dijo ocho) y con un sueldo miserable y en negro que antes era mucho menor, pero tiene que hacerlo porque de eso vive su familia.

También me comentaba que hubo un proyecto para utilizar el agua misma de la zona, que actualmente no se emplea porque tiene mucha sal y ni las cabras se le animan. La idea era instalar una planta desalinizadora y matar dos pájaros de un tiro, por un lado saldría el agua lista para el consumo y por el otro sal, un negocio redondo. Pero parece que no se cerró la inversión y quedó en la nada.

Mientras el hombre me contaba sobre su trabajo yo me sentía un sorete por cobrar lo que me pagan por un trabajo que puede ser importante, requiere capacitación, disponibilidad horaria, etc., pero no se compara con la responsabilidad y la relevancia de proveer de agua a una población sumida en el medio de la aridez riojana.

Link: Patquía, portal de Los Llanos Norte es el blog de un docente radicado en esa localidad.

TC 2000 en La Rioja

Ezequiel y Matías RossiEste fin de semana fue muy movido para mi. Al igual que el anterior, me la pasé laburando, pero en esta oportunidad con muchísimas ganas porque de paso pude cumplir un pequeño sueño que tengo desde hace mucho: ver una carrera de TC 2000 en vivo.

Con un amigo hablábamos de viajar a Córdoba, San Luis o donde sea para ir a alguna de las fechas, pero no hizo falta, la categoría volvió a La Rioja luego de más de 29 años y la gente explotó, llenó el autódromo y eso que las entradas costaban un dinero importante, especialmente a esta altura del mes.

Por suerte mis compañeros de trabajo y yo no pagamos porque fuimos a laburar durante el fin de semana de la carrera y teníamos pase libre.

No solo pudimos ver la carrera sino que tuvimos acceso a todas partes gracias a que nuestro trabajo nos acreditaba al mismo nivel que la prensa, de hecho, la mayor parte del sábado y domingo me la pasé en la sala de prensa rodeado de periodistas y fotógrafos de todos los medios locales y nacionales (Fox Sports, Canal 13, TyC, etc.). En ese lugar nos enterábamos de todo antes que salga por la radio o TV, vimos las fotos mientras las subían a los sitios de noticias y nos aprovechamos del bar libre para hacerle frente al calorcito riojano que no podía faltar (tuvimos temperaturas de hasta 30°).

La verdad que la pasé de maravilla, me sentía un groupie entrando y saliendo de boxes, subiendo a la torre de control con la excusa de revisar el equipo de wi-fi y estaba choluleando como nunca para conseguir la foto de los pilotos, obtuve algunas gracias a que todo el tiempo estuve con mis niños, que son la mejor compañía para estos eventos.

Y como para redondearla, Cristian Ledesma a bordo de su Chevrolet Vectra ganó la competencia y detrás suyo quedaron Martín Basso (Ford) y Leonel Pernía (Honda) completó el podio ¿qué más se puede pedir?

Algunas fotos en este álbum de Flickr.