Libros que predijeron el futuro

No es novedad que soy un apasionado de la ciencia ficción y géneros relacionados. Creo que desde siempre, pero recién tuve la oportunidad de despuntar el vicio cuando iba a la universidad, mechando los libros de estudio con literatura fantástica.

Así fue que conocí a los grandes del género y descubrí porqué eran, precisamente eso, grandes, referentes e infaltables en cualquier biblioteca.

Gracias a Internet pude conseguir muchos títulos que acá eran (lo siguen siendo) imposibles de encontrar, compraba todo online o algún amigo de otra ciudad o país me enviaba algún libro que le encargaba. Aproveché cada viaje para visitar las librerías de las ciudades grandes (Córdoba y Buenos Aires, Rosario la conocí ya de viejo) en busca de aquella obra que me estaba dando vueltas en la cabeza, o esa que me recomendaron, o para completar alguna saga.

Actualmente tengo muchos libros exclusivamente de ciencia ficción, fantasía y terror, no sé cuantos pero la última vez que conté eran como 600, sin contar los digitales.

Algunos todavía los tengo esperando turno para ser leídos, porque siempre compré a un ritmo superior al de lectura por temor a no poder conseguir nuevamente ese libro que tenía al frente, además, llegó el Kindle y con él muchos libros juntos para leer en cualquier parte.

Por eso, al ver la imagen que compartió Laura en Facebook, no podía dejarla pasar y observar, con cierto orgullo, que muchos de esos títulos están en mi biblioteca y tuve la oportunidad de leerlos.

Mucha gente considera que la ciencia ficción es literatura de anticipación, aunque no es ese su fin, solo que, en algunos casos, al utilizar situaciones, hechos y elementos científicos reales o teóricos, y extrapolarlos, en algunas ocasiones el autor puede imaginar algo que hoy no existe pero más adelante puede que sí, en caso de transitar por cierto camino.

De hecho, hay muchas visiones futuristas que no se han acercado para nada a la realidad, imaginadas por genios de la ciencia ficción, pero no por eso dejan de ser entretenidas y cumplen su rol.

Pero veamos algunos casos donde el escritor ha dado en blanco:

Visto en PrinterInks.

Predicciones

[Infografía] La evolución de los e-readers

Desde que el hombre inventó la escritura siempre hubo alguien interesado en leer, ya sea por distracción, investigación o simple curiosidad.

No siempre pudimos llevar nuestras lecturas encima como en la actualidad, es más, antiguamente ni siquiera se podía escribir fuera de casa. Gracias a la imprenta, la literatura fue algo más accesible y de ahí en más la información fluyó de un lado al otro como nunca antes.

En la actualidad, cualquiera puede llevar consigo varios libros sin necesidad de cargar con una pesada mochila, ya sea que los tenga cargados en su lector de ebooks, tablet o smartphone.

He aquí una recopilación del camino recorrido desde las tablillas de cerámica hasta los modernos e-readers.

Visto en Tic Beat.

Historia del e-reader

[Infografía] Los libros de ciencia ficción más vendidos

En los links de ayer, puse uno sobre el top ten de los libros más leídos en el mundo y me sorprendía que haya varios títulos dedicados al género fantástico, como Harry Potter, El señor de los anillos o la Biblia (?)

Lo cierto es que lo fantástico no está tan lejos del mainstream, mucho menos ahora, con el resurgimiento de las historias de vampiros, hombres lobo, magia y toda la parafernalia adolescente hollywoodense, que ha llevado a los primeros puestos a engendros como Twilight y smiliares.

Por suerte, la ciencia ficción también tiene lo suyo y sigue siendo interesante más allá del fandom (?), mucho de ello gracias, también, al cine y la TV cuyas adaptaciones y guiños despiertan cierta curiosidad por los libros.

En la siguiente imagen se pueden comparar las ventas de algunos de los grandes clásicos de la ciencia ficción, llamándome la atención el interés que despiertan las distopías (1984, Fahrenheit 451, Brave new world).

Hay uno que no es ciencia ficción, pero vale como punto de comparación.

Link: Flavorwire.

Clic para ampliarLibros más vendidos

Ray Bradbury 1920-2012

Ray BradburyComo amante de la ciencia ficción, debo reconocer en Ray Bradbury a uno de los grandes talentos y responsable de que el género fantástico sea lo que es.

Fue un autor bastante prolífico, que dejó un legado bastante extenso: obras de teatro, novelas y relatos de diversa temática, desde ciencia ficción hasta terror, pasando por la fantasía y hasta novela negra. No me agradaba el estilo narrativo de Bradbury, demasiado florido para mi gusto, pero como dije, sería muy necio desconocer que gracias a él (entre otros) mi género literario favorito llegó al mainstream e hizo el ruido suficiente como para llamar la atención.

En alguna antología leí una frase que decía algo como que Bradbury integraba el ABC de la ciencia ficción junto a Asimov y Clarke. A pesar de ser una expresión algo exagerada, lo cierto es que muchos llegamos a este género desde alguno de esos autores.

Bradbury es el autor de obras muy famosas como El hombre ilustrado, Las doradas manzanas del sol, Crónicas Marcianas y la archiconocida Fahrenheit 451, que integra junto a Un mundo feliz, de Huxley, y 1984, de Orwell; la trilogía de distopías imprescindibles en cualquier colección.

Hoy, 6 de junio de 2012, los fanáticos de la ciencia ficción en particular y de la lectura en general, hemos perdido a uno de los grandes maestros.

Notas sobre poesía

La poesía es un género literario que no se me da muy bien. No me atrae demasiado leerla y ni hablar de escribirla.

Debo haber escrito dos poemas en mi vida, uno meloso y otro boludeando para ver qué salía, aunque envidio a quienes pueden producir versos de manera natural como si estuviesen rapeando a lo Jay-Z (?)

Será por eso que me siento bastante identificado con estas viñetas.

Vía Incidental Comics: Notes on poetry

Poesía

Círculos de influencia

Que las grandes personalidades del arte y la ciencia influyen en sus pares no es novedad. Que muchos imiten, o directamente copien, a otros bajo la figura de “homenaje”, tampoco.

Lo cierto es que desde que existen las distintas disciplinas artísticas y científicas, sus figuras han sido fuente de inspiración para el resto.

Por ejemplo lo que se muestra en esta imagen.

Link: Long Shot – Circles of Influence

Circles of influence

El que no publica es porque no quiere

…o más o menos, así.

Porque con las posibilidades que brinda la publicación en demanda u online, editar un libro ya no es algo reservado para un selecto grupo de autores.

Podemos olvidarnos de las publicaciones tradicionales donde había que tener cierto “prestigio” en el ambiente literario, algo de suerte o mucho dinero para acceder a la publicación.

Ahora la publicación puede estar al alcance de cualquiera que tenga ganas (y algo de dinero, pero no tanto como para editar del modo tradicional), ya que los costos de la publicación en demanda sólo existen cuando alguien desea comprar un libro, o sea, no es necesario hacer una tirada de 300 ejemplares o más, de media calidad para ahorrar unos pesos, de los cuales se venderán unos pocos y el resto irán a parar a cajas en algún rincón de la casa del escritor o al último estante de alguna librería que se anime a ofrecer lo producido por autores nóveles.

Y ni hablar de la publicación electrónica, para leer en la computadora, celular, tablet o eReader (Kindle, Papyre, Nook, etc.), donde el costo de edición y publicación es prácticamente nulo (descartando la comisión del editor), con una distribución mucho más simple, rápida y directa en la que se pueden aplicar las ventajas de las redes sociales y las comunidades asociadas al autor o editor. Porque, más allá de la oferta editorial, todos tenemos amigos que nos dicen “si publicás algo, yo compro tu libro”, lo cual a veces no es tan fácil por la logística de distribución, cosa que Internet se encargó de eliminar.

No es un post patrocinado, pero la verdad que la oferta de editoriales como Autores de Argentina, dirigida por Germán Echeverría, es más que interesante. La verdad que me gustó mucho la charla de ayer en la Feria del Libro sobre editoriales 2.0, y me abrió bastante el abanico de posibilidades para una futura edición.

Ya tendrán novedades mías por ahí 😀