Secretos de las parejas felices

Entre los links de este lunes iba uno de una nota sobre los hábitos de las parejas felices y me sorprendió ver que, con Inés, compartimos varios de ellos.

Eso no es una garantía de felicidad, para nada. No significa que aquellas parejas que tengan tal o cual costumbre vayan a estar signados por la felicidad; tampoco que quienes no cumplan con estas actividades estén condenados a la desdicha.

Simplemente, son características comunes que se presentan en la mayoría de las parejas agraciadas.

Como las de la siguiente imagen, robada de Lifehacker.

Parejas felices

Sobre la convivencia

Ayer, en la oficina, un compañero me preguntaba sobre la convivencia en pareja. Parece que el pibe está por dar el gran salto y, siendo el más experimentado en esas cuestiones en nuestra área, se le ocurrió pedirme algunos tips 🙂

Entre lo que charlamos sobre el tema, en un momento le contaba que muchas cosas se resuelven negociando, lo cual significa ceder un poco cada uno. Le dije que a veces es uno el que cede más y otras veces es ella, pero por lo general, en parejas de mujer-hombre, el que más termina cediendo es este último, por una cuestión lógica: la mujeres suelen tener la razón más a menudo que nosotros.

En fin, revisando los links que tenía para ayer, me di con uno que no publiqué porque me parecía que daba para una entrada propia (la presente), debido a la temática: es un flowchart que nos ayuda a responder a la pregunta ¿debería confrontar a mi esposa?

Ustedes decidan.

No discutas

Mortal propuesta de matrimonio

Muerte y casorioNo sé que hubiese hecho yo en lugar de la chica, pero lo mínimo que se merece el chabón es un sopapo bien puesto en toda la jeta.

Resulta que el chabón contrató a un director, maquillador, dobles y demás, solo para hacerle una jodita a su novia, a quien citó en un lugar de la ciudad. Cuando la chica llega al punto de encuentro, se da con un terrible accidente, con autos hechos pelota, bomberos, paramédicos y lo peor de todo: su novio cubierto de sangre en una camilla que está siendo trasladada por los socorristas.

Al acercarse, uno de los paramédicos le dice que el pibe estaba muerto, ella rompe en lágrimas como corresponde a cualquier persona que pierde un ser querido, en ese momento el pibe se baja de la camilla, se arrodilla y le pide matrimonio.

¿Sabés la patada en la mandíbula que se come si me hace algo así? O peor, la cagada a palos que me ligo si le llego a jugar una broma de ese estilo a Inés.

Algunos dicen que casarse es la muerte, pero este se pasó de mambo.

Link aquí.

Espectacular propuesta de matrimonio

Mi propuesta de matrimonio debe haber sido bastante pedorra, tanto que ni me acuerdo cómo, cuándo ni dónde fue.

Inés, que tiene mejor memoria para estas cosas (para lo único, bah) me lo recuerda cada tanto; pero si me preguntan en este momento, la verdad es que no tengo ni idea.

Igual, acá no es algo taaaan relevante como en otros lados, al menos yo no lo veo así, quizás algún romanticón me putee por esto, pero es cierto. Podés hacer la mejor propuesta del mundo, pero lo realmente importante es lo que viene luego. Por ejemplo, yo prefiero ahorrarme la guita de la fiesta de casorio e irme de luna de miel, cosa que no hicimos porque había intereses familiares en juego y siempre me arrepentí de eso.

Pero basta de hablar de mi y veamos la producción de este pibe, que no se lo puede acusar de falta de romanticismo.

Gracias Leni por el link!

[Infografía] Propuestas de matrimonio

Hay muchísimas maneras de proponer matrimonio, algunas más originales que otras. En Internet está lleno de videos, con mucha o poca producción, de gente declarándose a sus parejas…aunque no todos con el resultado esperado.

Y aunque parezca que el matrimonio es una institución en crisis, que cada vez hay menos personas dispuestas a casarse, esta infografía nos tira unos numeritos bastante interesantes.

Visto en Mashable.

Will you marry me?

Links de lunes

Lunes feriado por el día de la Bandera, en homenaje a Manuel Belgrano, uno de los patriotas a quienes mejor les queda el adjetivo.

Y, aunque tuvimos un fin de semana largo, el tiempo no me sobró, es más, cuanto más días dura el descanso, más cansado regreso al trabajo…cuestión de acostumbrarse (hello workholic).

Lo cierto es que los links hoy salen más tarde porque aproveché el descanso para salir un ratito a pasear y mirar el último episodio de la primera temporada de Game of Thrones 🙂

  • No amor, no soy un borracho incurable, estoy esforzándome para ser un gran escritor.
  • Si luego de leer mi post del viernes estás pensando en casarte pero no sabés como declarártele a tu pareja, acá tenés algunas ideas para inspirarte.

Posts recomendados:

Diez motivos para casarse

Casorio geekMuchos de mis amigos y conocidos se han casado, o están por hacerlo, durante el año en curso.

Supongo que cada uno (o dos) habrá analizado la situación de la pareja, evaluado pros y cons y tomado la decisión convencido de que los primeros superan a los segundos con suficiente margen como para que valga la pena dar el gran paso al vació.

Por ello, y en virtud de los facultades que me otorgan nueve años de matrimonio, más casi diez de novios antes de eso, considero que esta pequeña lista de diez ítems debe ser tenida en cuenta por todos aquellos que estén considerando el casorio y aún no se decidan.

  • Sexo. La luna de miel, con o sin viaje, es la excusa ideal para entrarle a la matraca como rengo a la muleta. Quizás ya lo hayan venido practicando de manera más o menos constante, pero el trámite legal-religioso es el mejor afrodisíaco que conozco. Se van a acordar de mi en ese momento…no, mejor no.
  • Todo compartido. Olvidate de putear cuando tu maquinita de afeitar no tiene filo, usás la de ella, esa de las piernas y axilas y listo. Lo mismo con el champú, no más jabón en polvo que te deja el cabello como alambre, vas a ver que suave y sedoso queda el pelo luego de un Pantenne con keratina, placenta de tortuga. Siempre le uso el champú y acondicionador a mi esposa…porque yo lo valgo (?)
  • Comida casera. Si tienen la suerte que yo tuve, van a empezar a alimentarse como corresponde. Basta de viandas y delivery caros que te dan genéricos con sabor a telgopor. La comida hecha en casa, por tu esposa, es un manjar.
  • Sexo. Nada como elogiarle la mano para la cocina para despertar su orgullo femenino, lo cual también activa el resto de sus mecanismos de mujer.
  • Dinero. Dos sueldos son mejores que uno. Si ella trabaja, aporta a la causa, si no lo hace y prefiere ser ama de casa (o lo que sea), vos podés despreocuparte de la mayoría de los menesteres domésticos y laburar full time.
  • Hijos. Aunque socialmente hemos evolucionado en comparación con la época de nuestros padres, aún hay quienes se escandalizan si una pareja está esperando un niño sin haberse casado. Esto ya no será problema, es más, podés reincidir y muchos se alegrarán. Consejo: luego del cuarto o quinto, yo lo pensaría dos veces, mirá que los niños también consumen recursos.
  • Sexo. A pesar que existen otros métodos, nada mejor que el meta y ponga para engendrar.
  • Bajo un mismo techo. No existe nada más lindo que pasar la mayoría del tiempo junto a la persona que más querés y te quiere en el mundo…pero bueno, hay que dejar a mamá en su casa y mudarse con la jabru al rancho propio.
  • Mascotas. Siempre tendremos alguien que nos ayude con el cuidado del choco, porque un perro de hombre solo sabe de comer sobras y tomar agua cuando llueve, nada de paseos, alimento balanceado ni peluquería. El toque femenino hará de nuestro guardián el maricón más grande de la cuadra.
  • Sexo. Es sabido que los cachorros despiertan en toda mujer su instinto maternal, por eso, siempre que tengamos un lindo perrito a nuestro cuidado ellas pensarán en nosotros como machos guardianes de la manada.

Ya sé que a esta lista podría agregarle más puntos, pero no quise extenderla demasiado, además, no podía dejar de mencionar el sexo.