Links de lunes

Dicen que los lunes cuesta arrancar con las actividades luego del descanso del fin de semana. Es verdad, aunque en mi caso, los días más jodidos son los martes, como ya lo conté hace poco.

Es cierto que volver a la rutina los lunes es complicado, pero si todos fines de semana son como el que pasó, el primer día laboral siempre me verá volver a la oficina con una enorme sonrisa.

  • Siempre me pregunté por qué los mosquitos me pican a mi y no a los demás. Acá la respuesta.
  • No soy de tomar cerveza, pero estos vasos me llamaron la atención.

Posts recomendados:

Malditos mosquitos

Es increíble como en un lugar sin agua pueden haber tantos mosquitos.

Llega el calor y con él los bichos: alacranes, champis (juanitas), coyoyos (cigarras grandotas) y los chupasangre zumbantes transmisores de dengue, malaria y malhumor.

Es algo muy loco, ya que acá no tenemos humedad, llueve dos o tres veces al año, algunos dicen que cuatro que no se nota porque el agua se evapora antes de tocar el suelo (yo lo creo), y la mayor acumulación de líquido se encuentra en la transpiración de la población cuando va al banco a cobrar el aguinaldo.

Tal vez los mosquitos se reproduzcan en el dique y vuelen más de trece kilómetros hasta la ciudad, lo cual no es muy probable, aunque eso explicaría el hambre atroz de los guachos.

Dicen que solo las hembras son las que pican, si es así, los machos se la deben pasar de partuza porque la gran mayoría son minitas que zumban y chupan la sangre a lo loco, más o menos como en los boliches, pero mejor distribuido.

No se imaginan la guita que gasto por año en Off, Raid, tabletas y cuanto mata bichos exista, pero es al pedo, el único remedio efectivo es el chancletazo y algún aplauso ocasional que logre dar en el blanco, aunque me deja la mano peor que asesino serial.

Como decía un conocido conductor de radio, si el mosquito me va a picar, que lo haga de una, pero que no me rompa las bolas con ese silbido en la oreja.

PD: feliz nochebuena.