Links de lunes

Hoy salimos tarde por razones varias, pero salimos, como corresponde.

Digamos que oficialmente comenzó febrero, porque el mes no empieza hasta que es el primer día hábil o se ha cobrado el sueldo (?)

Vamos con lo nuestro:

  • Faltan unos pocos segundos, tu equipo pierde por 2 puntos, te dan la pelota bajo tu propio aro, el reloj corre, no hay tiempo, tirás y
  • Una curiosidad para los amantes de la ciencia ficción: Philip K. Dick nunca vio Blade Runner, y Ridley Scott no terminó de leer “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”.

Posts recomendados:

Roger Zelazny

ZelaznyRoger Zelazny, escritor estadounidense de ciencia ficción, ganador de seis premios Hugo, amigo íntimo de Philip K. Dick, autor de genialidades como “Tu, el imortal” y “El señor de la luz” es alguien no puede faltar en la biblioteca de cualquier aficionado a los géneros fantásticos.

El también genial, Arthur Clarke, afimaba en una de sus famosas leyes que “la tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”, lo que viene a significar algo así como “lo que no comprendemos no necesariamente es paranormal”, y no conozco mejor ejemplo de esto que la novela “El señor de la luz“, quizás la más conocida de Zelazny.

La novela cuenta sobre una raza, aparentemente humanos, que llegan a un planeta habitado y, gracias a su avanzada capacidad tecnológica, se convierten en sus regentes, adoptando nombres de dioses de la mitología hindú. Así tenemos a Kali, Brahma, Vishnu, Krishna, que con sus extraños poderes dominan a la humanidad imponiendo sus leyes del karma.

Como en toda historia de dominación de fuertes sobre débiles, aparece la rebelión, encabezada por un moderno Siddhartha, figura épica que, aliado con las fuerzas de la oscuridad, se enfrentará a los seudodioses.

Debo confesar que cuando leí el libro por primera vez, cuando tenía unos 20-21 años (hace rato ya) no llegué a captar la idea más allá de la historia que contaba y hasta lo reseñé bastante mal, lo cual me valió algunos correctivos por parte de mis mayores. Por eso me prometí releerlo más adelante, cosa que hice y estuvo bien, me ayudó a comprender más profundamente la novela, porque Zelazny no es un tipo que te vaya siempre de frente, tiene algunas cosas escondidas que va revelando entre líneas y hay que tener el ojo adiestrado para poder captarlas.

En la segunda lectura de El señor de la luz, descubrí cosas que ya había visto en Ilión una novela posterior de Dan Simmons, que no me extrañaría que haya tomado algo de inspiración de la historia de Zelazny.

Hay una novela escrita en conjunto por Dick y Zelazny (que se llevaban muy bien y tenían, aparte de una gran amistad, una profunda admiración mutua) donde se aprecia parte del estilo de cada uno: Deus Irae. No es una novela al nivel de los grandes clásicos de la ciencia ficción, pero es recomendable para todos los aficionados al género.

Más datos sobre Zelazny en Wikipedia.

Philip K. Dick

Philip K. DickPhilip Kindred Dick es, quizás, el escritor de ciencia ficción con más historias propias llevadas a la pantalla. Y no precisamente porque sus relatos hayan sido escritos pensando en la filmografía posterior, cómo sí parece ser el caso de muchas novelas de otros artistas (como Stephen King, por ejemplo), sino todo lo contrario.

Las historias de Dick son por demás extrañas, repletas de cuestionamientos a la realidad, alucinaciones, epifanías y hasta visiones inducidas por estados narcóticos, como él mismo hubo reconocido en su momento.

Es sabido que Philip Dick escribió sobre temas que no encajaban en lo que se conocía estrictamente como ciencia ficción, llevando al género por caminos experimentales, como la sociología, la teología y hasta la seudociencia, continuando con el legado de la New Wave de los sesenta liderada por tipos como Brian Aldiss, Samuel Delany o Roger Zelazny.

Entre las obras de Dick llevadas a la pantalla, se encuentran Minority Report, Paycheck, Total Recall (en dos películas y una serie de TV), Sourcecode, El impostor, y la genial Blade Runner, basada en la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Sobre esta última, sucede uno de esos extraños fenómenos que son contados con los dedos: la película recibió mejor aceptación y crítica que el libro, siendo considerada una obra maestra del cine de ciencia ficción, en tanto que la novela que le dio origen es una más del amplio repertorio dickiano. Y no nos olvidemos de la megasaga Terminator, basada en varios relatos de Dick, en los que juega, como siempre, con lo qué es real y lo que lo parece, y una película donde no vi que se mencione su nombre, pero tiene su sello inconfundible, como Vanilla Sky.

Para quienes deseen adentrarse en el mundo de locura dickiano, puedo recomendarles las siguientes novelas:

  • ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? – Como ya dije, inspiración para Blade Runner.
  • Radio libre Albemut. Donde Dick relata una vivencia propia, que no se sabe a ciencia cierta si fue inducida por los fármacos, esquizofrenia o alguna otra causa.
  • VALIS (o SIVAINVI en español). Que es prácticamente la misma novela que la anterior, pero contada de otra manera. Es más fácil de leer Radio libre Albemut.
  • Ojo en el cielo.
  • El hombre en el castillo. Ganadora de premios Hugo y Nébula, una ucronía considerada como una obra maestra, sin embargo, para mi gusto, es un poco más que un bodrio.
  • Ubik. De las mejores novelas de Dick.
  • Tiempo de Marte.
  • Laberinto de muerte. No es gran cosa en lo literario, pero es bastante entretenida, fue mi primer novela de este autor.

Aún cuando sus novelas son de renombre, a mi entender, lo mejor de Dick son sus relatos cortos, que afortunadamente se consiguen sin tener que revolver demasiado.