Links de lunes

Antes que nada: muchisisisimas gracias a todos por sus saludos de ayer (y primeras horas de hoy). Como digo siempre, es lindo sentirse querido y que tanta gente se tome un ratito de su tiempo para acordarse de mi cumpleaños.

Este es mi primer lunes con 38, porque siempre hay una primera vez para todo (?). En este caso, será la primera vez en años que no voy a hacer post de agradecimiento. No por forro ni malagradecido, sino que este año obtuve muchísimos saludos dispersos por todos lados, con gente que me mandó sus mensajes dos o tres veces, cada una por un medio diferente…en realidad pintó la paja 🙂
Volviendo a lo habitual, este lunes llega con frío y lluvia por La Rioja y en muchas otras partes del país, incluso sé de localidades donde estaría nevando. Una locura, teniendo en cuenta que hace menos de una semana tuvimos temperaturas de verano, con 40° o más.

Como sea, que esto no es un taxi ni un ascensor para ponerse a hablar del clima, mejor vamos a lo que nos convoca.

  • Este japonés está loco: caminó 870 millas (unos 1400 km) para llegar a su casa, luego que le robaran su boleto de avión.

Posts recomendados:

Links de lunes

Estoy oficialmente de vacaciones y con poco tiempo-ganas de postear, así que si notan una diminución en las actualizaciones de este sitio, es por esta razón.

Tampoco posteó tan seguido, apenas cinco o seis entradas por semana.

Como sea, acá están los links de hoy:

  • 8 secondes: proyecto del fotógrafo Nicolas Ruel, vale la pena pegarle una mirada.

Posts recomendados:

Break your routine

Break your routineCada tanto hace bien cambiar de aires, especialmente en esta época del año, justo a la mitad, cuando el comienzo está tan atrás como el final hacia adelante, cuando parece que enero fue hace años y diciembre no llega más.

Y no me refiero necesariamente a viajar, por ahí basta con mirar las cosas desde otro ángulo. Nada como un descanso, una escapada a la rutina, aunque no tengamos vacaciones. A veces alcanza con aprovechar el fin de semana y hacer cosas diferentes, por ejemplo, olvidarse de dormir hasta tarde y salir a desayunar en familia en alguna confitería, cambiar el televisor y la play por el cine y el teatro. Faltar al partido de fútbol con los amigos y pegarse una escapada a la plaza con los hijos, la novia o solo, aunque sea para tirarse a leer bajo un árbol.

Recuerdo un año que no viajamos a ninguna parte para las vacaciones de invierno y nos dedicamos a pasear por la ciudad con ojos de turista, comiendo afuera, visitando los (pocos) paseos, yendo al cine (todavía había salas), viendo vidrieras sin apuro por el centro, en fín, cosas de turista, y la pasamos muy bien.

Hay gente que cuando necesita un cambio, se corta el pelo, compra ropa nueva, pinta la casa, o modifica su conducta sexual, cada cual tiene su método y lo que funciona para algunos tal vez no sea efectivo para los demás, pero vale la pena intentarlo.

El cambio de la rutina, aunque sea en pequeñas dosis, y de actitud frente a lo cotidiano puede ser muy positivo y ayudarnos a llegar hasta el final del ciclo sin que nos mate la ansiedad.

Imagen by Mikey Burton.