Sobre la caída del sitio

Ayer, desde las 14 horas el blog estuvo caído, volviendo a la vida a eso de las 9 am de hoy.

La caída, que en realidad fue suspensión de servicio, se debió a un problema de base de datos, puntualmente a consultas lentas que demandaban demasiados recursos del procesador.

Como el servidor es compartido, la suspensión es necesaria para no afectar el rendimiento de los sitios de los demás clientes, algo lógico. Lo que no me pareció bien fue que el aviso sobre estas consultas me llegó cerca del mediodía y antes de las 14 hs. el blog ya estaba inaccesible, sin darme oportunidad a reparar el inconveniente.

Por suerte, la gente del live chat de la mañana me lo solucionaron al toque, pude meter mano en mi cuenta y de paso probar un plugin para optimizar la DB, que espero funcione como corresponde.

Por ahora, el sitio ha vuelto a estar accesible y creo que no voy a volver a tener problemas por este tema.

Igual, cruzo los dedos 🙂

Nos mudamos

Debido a la cantidad de reclamos sobre las caídas del blog (dos), tuve que ponerle coto a la cuestión y cortar por lo sano.

Por eso, cansado de renegar con el servicio de hosting que tenía desde que esto es lo que es, y el mismo que usé en mis años de vagarto (auspicia Memorex), decidí cambiarlo por uno más estable y con mejores prestaciones, aunque cueste un poco más.

Durante el fin de semana pasado el sitio estuvo muy inestable, en parte por la mudanza y en parte por la ineficacia del hosting anterior que no podían dar con la tecla y trataban de tirarme el fardo, con cosas como “renueve su cache DNS con ipconfig /flushdns ” ¬¬

No me molesta que haya algún inconveniente, de hecho, es normal que sucedan cosas inesperadas y que los servicios fallen (si lo sabré yo), pero lo que no me banqué más fue que no se hagan cargo de SU problema. Porque la falla estaba de ese lado y no del mío, salvo que todos los visitantes del blog hayan tenido el mismo error que yo, que sería una falla por demás extraña ya que aparecía y desaparecía a su antojo sin que uno tocase configuración alguna en su computadora.

Otra cosa rarísima (ejem) era que mis reclamos a soporte no recibían respuesta hasta que el sitio volvía: ponele que abro un ticket de soporte a las 14 horas y espero…espero…sigo esperando hasta que al día siguiente, tipo 10 AM se me ocurre probar el sitio y veo que ya está on-line nuevamente, pero oh sorpresa!, a las 10:05 me llega mail de soporte diciendo “hemos revisado su solicitud y comprobado que su cuenta se encuentra accesible sin inconvenientes”…por supuesto, yo también lo acabo de hacer, el problema era antes.

Y no digo que mi hosting anterior sea malo, al contrario, por lo que cobran brindan un servicio bastante bueno, mi otro blog aún se encuentra alojado ahí (en proceso de migración), pero desde hace varios días (o semanas) este blog tuvo muchas caídas, más de las soportables para un obsesivo como yo, aunque lo que terminó por decidirme fueron las chamuyadas del soporte técnico.

Todo lo contrario es el servicio de atención al cliente de El Server (sale chivo porque se lo merecen), quienes leyeron algunos de mis tweets cuando consultaba sobre servicios de hosting y al toque se comunicaron conmigo vía twitter, mail e incluso me llamaron por teléfono a mi casa para darme detalles sobre sus planes.

Me convencieron muy fácil, así que entre domingo y lunes estuve renegando con nic.ar y molestando al soporte del hosting con consultas para migrar el blog, lo cual se efectivizó para el martes, sin ningún tipo de inconvenientes, es más, recién pagué el servicio, que ya estaba utilizando, ese mismo martes a la noche 🙂