[Infografía] El sexo en Game of Thrones

Una de las series del momento (desde hace algunos años, en realidad) es Game of Thrones, basada en la saga Song of ice and fire de George R. R. Martin.

Podemos intentar explicar el atractivo de esta serie de acuerdo a varias características: historia atrapante, repleta de intrigas y giros inesperados; personajes muy bien definidos, que nos engañan a todos; imágenes explícitas (mucho), tanto en lo violento como sexual.

Sobre lo último gira la imagen de abajo, a modo de explicación gráfica de quién se coge a quién en esta serie, donde si hay algo que no falta es precisamente el sexo.

A pesar de estar incompleta (faltan las criadas de Khaleesi, por ejemplo), puede que haya algún spoiler, así que véanla bajo su propia responsabilidad.

Visto en Cool Material.

GoT sex

Mural contra la trata de personas realizado con avisos de oferta sexual

Cada vez que voy a Buenos Aires, me llama la atención la cantidad de avisos de oferta sexual que hay por el centro; ya sea pegados en las paredes y postes de iluminación, o repartidos en manos de los transeúntes.

También me resulta curioso ver gente que se dedica a arrancar estos avisos, mientras otros, a pocos metros, siguen pegándolos, ingnorándose mutuamente.

Yo tenía entendido que este tipo de publicidad estaba prohibido, aunque quizás me equivoque y dicha limitación sólo sea aplicable a los medios de comunicación como diarios, radio y tv.

Más allá del debate sobre si el sexo como trabajo debe ser penado o no, es indiscutible la relación entre la trata de personas y este tipo de actividad, como ya fuera demostrado en cientos de casos, con testimonios traumáticos por parte de chicas que fueran víctimas de explotación sexual.

Precisamente, la intención del artista que realizó la obra de la foto, fue llamar la atención sobre esto último, creando con lo que encontró a disposición paseando por la ciudad.

Fuente: Telam.

Contra la trata

Links de lunes

Arrancamos con los primeros links de noviembre, el año se va a los pedos y comienza la venta de pirotecnia mientras en mis orejas todavía suenan los ecos de los petardos de la navidad pasada.

Acá los links:

  • 10 cosas que, quizás, no sabías sobre Spiderman.

Posts recomendados:

 

Diez motivos para casarse

Casorio geekMuchos de mis amigos y conocidos se han casado, o están por hacerlo, durante el año en curso.

Supongo que cada uno (o dos) habrá analizado la situación de la pareja, evaluado pros y cons y tomado la decisión convencido de que los primeros superan a los segundos con suficiente margen como para que valga la pena dar el gran paso al vació.

Por ello, y en virtud de los facultades que me otorgan nueve años de matrimonio, más casi diez de novios antes de eso, considero que esta pequeña lista de diez ítems debe ser tenida en cuenta por todos aquellos que estén considerando el casorio y aún no se decidan.

  • Sexo. La luna de miel, con o sin viaje, es la excusa ideal para entrarle a la matraca como rengo a la muleta. Quizás ya lo hayan venido practicando de manera más o menos constante, pero el trámite legal-religioso es el mejor afrodisíaco que conozco. Se van a acordar de mi en ese momento…no, mejor no.
  • Todo compartido. Olvidate de putear cuando tu maquinita de afeitar no tiene filo, usás la de ella, esa de las piernas y axilas y listo. Lo mismo con el champú, no más jabón en polvo que te deja el cabello como alambre, vas a ver que suave y sedoso queda el pelo luego de un Pantenne con keratina, placenta de tortuga. Siempre le uso el champú y acondicionador a mi esposa…porque yo lo valgo (?)
  • Comida casera. Si tienen la suerte que yo tuve, van a empezar a alimentarse como corresponde. Basta de viandas y delivery caros que te dan genéricos con sabor a telgopor. La comida hecha en casa, por tu esposa, es un manjar.
  • Sexo. Nada como elogiarle la mano para la cocina para despertar su orgullo femenino, lo cual también activa el resto de sus mecanismos de mujer.
  • Dinero. Dos sueldos son mejores que uno. Si ella trabaja, aporta a la causa, si no lo hace y prefiere ser ama de casa (o lo que sea), vos podés despreocuparte de la mayoría de los menesteres domésticos y laburar full time.
  • Hijos. Aunque socialmente hemos evolucionado en comparación con la época de nuestros padres, aún hay quienes se escandalizan si una pareja está esperando un niño sin haberse casado. Esto ya no será problema, es más, podés reincidir y muchos se alegrarán. Consejo: luego del cuarto o quinto, yo lo pensaría dos veces, mirá que los niños también consumen recursos.
  • Sexo. A pesar que existen otros métodos, nada mejor que el meta y ponga para engendrar.
  • Bajo un mismo techo. No existe nada más lindo que pasar la mayoría del tiempo junto a la persona que más querés y te quiere en el mundo…pero bueno, hay que dejar a mamá en su casa y mudarse con la jabru al rancho propio.
  • Mascotas. Siempre tendremos alguien que nos ayude con el cuidado del choco, porque un perro de hombre solo sabe de comer sobras y tomar agua cuando llueve, nada de paseos, alimento balanceado ni peluquería. El toque femenino hará de nuestro guardián el maricón más grande de la cuadra.
  • Sexo. Es sabido que los cachorros despiertan en toda mujer su instinto maternal, por eso, siempre que tengamos un lindo perrito a nuestro cuidado ellas pensarán en nosotros como machos guardianes de la manada.

Ya sé que a esta lista podría agregarle más puntos, pero no quise extenderla demasiado, además, no podía dejar de mencionar el sexo.

Echar un polvo

El otro día, con motivo del cumpleaños de Yany, El Teto mandó un un link en Twitter donde se explica el origen de la expresión “echar un polvo” en referencia a mantener relaciones sexuales (coito, diría Sheldon).

La verdad que nunca me hubiese imaginado que venía por ese lado.

A continuación la explicación, tomada del post original de FinoFilipino:

…Todos los hombres que se preciaban de elegantes llevaban en su bolsillo un bonito recipiente, en forma de caja, donde había polvo de tabaco (rapé), que se intercambiaba como signo de cortesía  ¿quieres echar un polvo?.  Pero como era de mala educación inhalar ante señoras, los hombres cuando sentían el síndrome de abstinencia salían del salón, con la excusa de echar un polvo.

Pero muchas veces la ausencia del salón, no era exactamente para inhalar rapé sino para tener un encuentro con alguna damisela en las habitaciones altas que tenían todas las casas de “buena familia” y se ausentaba diciendo: voy a echar un polvo y se perdía por las habitaciones, donde se encontraba con su amante para un encuentro sexual….

Links de lunes

Febrero llegó con todo, tan rápido que la primera semana se nos pasó volando y casi, casi nos quedamos sin links.

Cosas de la vida vertiginosa que uno lleva (?)

Posts recomendados: