Cerrado por vacaciones.

Sí, ya sé que me ausenté sin aviso durante mucho tiempo. Pido disculpas, pero todo tiene una explicación: estaba de vacaciones.

No se asusten, el sitio no quedó abandonado…bueno, un poco, pero no se cierra ni deja de actualizarse, de hecho acá estamos y el lunes tendrán sus links habituales.

Estuve de viaje y casi no me conectaba, a excepción de actualizaciones de estado en Facebook y algún que otro tweet, que no es lo mismo que escribir un post, linkear, buscar y añadir imágenes, y todo lo que supone escribir un post en el blog.

Tampoco quise dejarle la tarea a mis amigos, como suelo hacer todos los años, ya que ellos también tienen derecho a descansar y no quería cargarles ese compromiso.

Recién hoy el clima riojano está lindo y me permitió sentarme un rato en la computadora, por lo que aproveché para procesar algunas fotos de las vacaciones y de paso dar señales de vida por acá.

Repito, no está cerrado, solo de vacaciones hasta el lunes.

La mayoría de los viajeros no logran desconectarse en vacaciones

Supongo que a muchos nos debe pasar lo mismo.

En mis primeros años de usuario de celular, cuando no existían los planes de datos 3G ni era recomendable utilizar el móvil como modem (la tarifa era muy alta), recuerdo que en vacaciones solía meterme en cualquier cyber que encontrara para poder actualizar mi viejo blog o incluso éste mismo cuando todavía estaba en pañales. El wifi no era común en los hoteles y lugares públicos y, llegado el caso, en aquellos días ni siquiera tenía notebook.

Supongo que mis conocidos habrán pensado que estaba bastante enfermito como para no permitirme un descanso de Internet en vacaciones, cosa que ahora sería bastante normal, ya que, según lo que se puede ver en la infografía, más del 80% de los viajeros no pueden desenchufarse plenamente.

No me parece mal, tampoco bien, que no logremos desentendernos por completo de nuestra vida online, es más bien una cuestión de estilo de vida, como quienes practican deporte, que no van a dejar de salir a correr sólo por estar de vacaciones. Después de todo, en esos días de descanso, uno quiere hacer lo que más le gusta, no?

Yo por mi parte, para estas vacaciones ya tengo empacados tablet, kindle, cámara, notebook, celular, mp3 con auriculares bluetooth y, si me queda espacio, la Play.

Link: TicBeat.

Data traveler

Links de lunes

Estoy oficialmente de vacaciones y con poco tiempo-ganas de postear, así que si notan una diminución en las actualizaciones de este sitio, es por esta razón.

Tampoco posteó tan seguido, apenas cinco o seis entradas por semana.

Como sea, acá están los links de hoy:

  • 8 secondes: proyecto del fotógrafo Nicolas Ruel, vale la pena pegarle una mirada.

Posts recomendados:

Descanso de vacaciones

Llegan las vacaciones y todos estamos con los horarios cambiados, tratando de acostumbrarnos a que los chicos estén en casa todo el día y cuidando el mango para llegar a fin de mes, o al menos hasta que paguen el aguinaldo.

No sé si es algo común a todo el mundo, pero al menos en mi casa se gasta más cuando estamos todos, por ejemplo, los fines de semana necesitamos más dinero que de lunes a viernes. Esto es más notorio cuando hay niños, que requieren entretenimiento constante: cine, juegos, paseos a la plaza, golosinas, paseos en casa de la abuela…ahora imaginen esto durante dos semanas completas.

Y más allá de lo monetario, el tema vacacional es más complicado de lo que aparenta. No se trata de unos días de descando, tirado en algún lado haciendo nada, todo lo contrario. Hay que planificar qué hacer para que los chicos (y a veces los grandes) no se aburran y sientan que desperdiciaron los días libres.

Sino después son los reclamos, “te la pasaste tirado mirando televisión”, “no salimos a pasear a ningún lado”, “no arreglaste los enchufes ni la mochila del baño que está perdiendo”, “ni siquiera me llevaste a comer un pancho en el carrobar de la esquina”, y similares.

Ante tamaña presión, uno lo que más espera durante el receso invernal es que se termine para volver a la rutina laboral y poder descansar de las vacaciones. Pero mientras tanto hay que hacerle frente a la situación y encarar el asunto con seriedad, porque la familia se merece todo lo que uno pueda darle y más…al menos durante las vacaciones.

Lo mejor es planificar para algunos días (no todos porque tampoco te vas a estructurar las actividades durante el tiempo que debería ser de descanso), así de pronto decís “vamos al cine” y te los cargás a todos a ver una película y un par de días después caés con facturas y café, a la noche a cenar y así, una cosita por vez.

Claro, que lo mejor sería viajar y pasar unos días en otro lugar, pero eso requiere más dinero y hasta puede que uno termine más cansado. Porque muchos nos llenamos de actividades, paseos y visitas cuando estamos de viaje y al finalizar estamos más agotados que si nos hubiésemos quedado en casa.

Como sea, voy a aprovechar a mis niños en casa para enseñarles a morsear como corresponde mientras espero que el aguinaldo me dé un respiro.

Acepto recomendaciones para estas dos semanas.

Cerrado por vacaciones

Como se habrán dado cuenta, este blog permanece inactivo desde hace algunos días, incluso los Links de Lunes (TM) estuvieron ausentes.
Todo se debe a que me tomé unas merecidas necesarias vacaciones junto a mi familia y en el lugar donde estoy tengo de todo, playa, paz, tranquilidad, comida, aire puro, salvo Internet. Para conseguir conexión tengo que viajar unos 15 km y pagar un peaje de $50 uruguayos, unos $ 15 argentinos, tanto de ida como de vuelta, o sea, no da. De vez en cuando aparezco en Twitter o Facebook cuando logro conectarme desde el teléfono, pero es bastante incómodo para postear y la conectividad es bastante inestable, con poco ancho de banda.
Encima no dejé ningún post programado ni le pedí a mis amigos que posteen por mi, lo que significa que si quieren leer algo en este blog tendrán que esperar unos días más.
Mientras tanto, les recomiendo una visita por los links del blogroll, donde siempre van a encontrar algo interesante.
Bueno, los dejo porque estoy ocupado 🙂

Vacaciones entre amigos

Regresé y en forma de fichas (?)

Bueno, en realidad en forma de fiaca y ganas de seguir de paseo, pero había que volver a casa y prepararse para la vuelta a las actividades desde el lunes. Cuando hay pocas ganas de retomar la vida habitual es porque el tiempo de descanso fue muy provechoso, como en este caso.

Si hay algo bueno que logré gracias a Internet, y más precisamente por este blog, es haber conocido tanta gente y hacer buenos amigos a la distancia, que luego lo fueron más aún (si cabe) al encontrarnos personalmente. Este descanso invernal no hubieran sido posible de otra manera, ya que gracias a la invitación de Walter, mi familia y yo pudimos disfrutar de unos hermosos días en una casa bellísima en Valle Hermoso (Córdoba).

Y lo mejor de todo, aparte del lugar espectacular, fue la compañía.Walter y su familia son los mejores anfitriones, su esposa Silvina siempre atenta a todo, sus niñas, Alizée y Mailén, son pura dulzura y picardía e hicieron buenas migas con mis enanos, especialmente con Ludmila.

Con decirles que estuve desconectado totalmente, sin televisión, PlayStation, Internet ni celular, porque la señal de Personal ahí no andaba bien, ni siquiera me servía para llamar o mandar sms (salvo días de viento a favor y haciendo equilibrio al borde alguna ventana); y ni siquiera extrañé la ausencia de conexión. Porque Internet, TV y celular tengo todo el año, en cualquier momento, pero la buena compañía, las cenas entre familias, las charlas junto a la chimenea, el asado con amigos, los paseos a caballo, y la amistad de nuestros hijos, eso no algo de todos los días.

No puedo más que agradecer a Walter y su familia, por habernos permitido pasar una de las mejores vacaciones en la famosa Casa de Piedra.

Y a todos los que pasan por estos lados, un atrasado feliz día del amigo y muchísimas gracias por ayudarme a mantener vivo este sitio, que el pasado 19 de julio estuvo cumpliendo su cuarto año de vida 🙂

Lindo grupo