Mini resumen vacacional

Ya saben que estuve de vacaciones, disfrutando de los paisajes cordobeses por unos días, y no creo que les interese demasiado una crónica de mis actividades vacacionales, pero igual algo les cuento.

En esa semana de ocio y esparcimiento descubrí muchas cosas, una de ellas es que en Los Reartes, Villa Berna y La Cumbrecita, son alérgicos al asfalto, de otro modo no se explica por qué, teniendo tanta plata (pero mucha, eh) no tiran una capa de alquitrán sobre algunas calles, no digo todas, apenas las principales. Otra: el agua es fundamental en todo sitio que pretenda ser explotado turísticamente. Sin mucho más que un río en Córdoba hay muchas comunas que viven del turismo, algo que acá sólo podemos envidiar.

Y una tercera: cuanta plata hay en esos lugares, y no me refiero a la guita que llevan los turistas, sino a la que tiene la gente de esos sitios, seguro que ellos veranean en Aruba mientras nosotros lo hacemos en su ciudad.

Fuimos a la Cumbrecita por recomendación de Tere, así que la factura por las cubiertas y los amortiguadores van por correo hacia Colonia Caroya (acepto salame como parte de pago). Ahora en serio, que hermoso lugar, sin autos, con senderos de montañas, río, cascadas y paisajes que nada tienen que envidiarle a los del sur. De más está decir que luego de ese paseo terminamos agotadísimos.

Otra recomendación que seguí, pero ya en otro ámbito, fue la de Gabriel y terminé comprando “El oráculo” de Valerio Massimo Manfredi, que recién leeré cuando Inés me lo devuelva porque me lo tiene secuestrado (dice que está bueno).

Como veo que se están durmiendo y, para no aburrirlos (más), les dejo algunas fotos para compartir un poquito de la belleza de Los Reartes, Villa Ciudad Parque, Villa General Belgrano, Santa Rosa de Calamuchita, la Cumbrecita y Córdoba Capital (pronúnciese con tonada).
Para verlas, hagan clic en la fotito de los enanos acá abajo.

Vacaciones 2009